jueves, 9 de mayo de 2019

¿Para qué puñetas hacen primarias los partidos o votan sus militantes?


Lista Psoe



La candidatura no responde a lo que dijeron los militantes



Adriana Valverde, aumentadas sus ilusiones tras el triunfo de Sánchez en el gobierno de la nación, presenta una candidatura con aristas dentro del propio partido. 

Algunos de esos recelos se pueden ver paliados tras lo ocurrido el 28 de abril, pero ello no aleja de la militancia una serie de nombres que ellos no votaron. 

Debería ser bochornoso para un partido que se dice y se pregona como de izquierdas ver la diferencia de los nombres votados en la agrupación por los militantes y los que al final aparecen en la papeleta.

 A la derecha se le acusa de no estar por la democracia interna, y así es, pero la izquierda la canta, la pone en práctica, hace votar a su grey y al final lo que ese militante dice se lo pasa por el arco del triunfo. 

Una frase que no es mía: 
“Un partido que no respeta a sus militantes, tampoco respeta a sus votantes”, 
pero que la asumo. 

Tengo delante las dos listas, la que se votó en la agrupación y la oficial. 

La votada por la militancia: 
Paco Cazorla fue el más votado con 408 votos, no aparece entre los 27 de la oficial de Adriana Valverde. 

Solo este dato ya es suficientemente llamativo, pero podemos seguir con otros candidatos, caso de:

 Pedro Díaz, número dos en la lista oficial de Adriana, décimo en la de la agrupación. 

José Santiago, cuarto en la agrupación, 18 en la oficial. 

Azahara Martínez, séptima en la agrupación, 25 en la oficial. 

Eusebio Villanueva, 26 en la agrupación, sexto en la oficial. 

Amparo Martínez, tercera en la de Adriana en el once según los militantes. 

Fátima Herrera del 17 por la militancia al siete oficial por el dedo. 

A Aránzazu Méndez la busco en la lista de los militantes, pero no aparece, en la oficial ocupa el trece. 

No creo que haga falta seguir. 

Estamos ante la clara demostración de que los partidos nos dicen una cosa (democracia interna) y al final hacen otra (dedazo que te crió). 

No se me ocurrirá poner en tela de juicio la capacidad política de Adriana, mucho menos la humana, pero no es bueno tener que recurrir a prácticas poco ejemplares a la hora de confeccionar las listas.

 No es que deje en mal lugar a los compañeros, que también lo hace, es que ella misma se pone muy bajo el listón democrático del que tanto se presume. 

Ahora hay que intentar hacer olvidar el desaguisado a los militantes y, especialmente a los votantes de cara al 26 de mayo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario