sábado, 11 de mayo de 2019

Están en campaña, nos prometen vida eterna, se creen dioses estos políticos


Ciudad


Plazas, veladores, ruidos, bancos, prostitución y elecciones



Si no hubiera sido por las elecciones generales celebradas y unas municipales previstas en unos días en Almería,
¿creen ustedes de verdad que nuestros políticos, locales o estatales (loados ellos) estarían preocupados por las plazas, los veladores, los ruidos, la prostitución y otras haciendas que afectan a los almerienses de la calle? 

La muy acogedora plaza Careaga será lo que digan sus vecinos, dice el político de turno. 
¡Qué bien suena! 

Que no quieren bares, 
no habrá bares, 
que no quieren veladores, 
no habrá veladores, 
que no quieren árboles, 
no habrá árboles. 

Vamos, lo que quieran los vecinos de la plaza. 

Si cerramos los bares, quitamos los veladores y no dejamos que se ubiquen bancos donde se puedan sentar los jóvenes, acabamos con los ruidos y los vecinos a vivir tranquilos. 

¡Bien, bien, bien! 

Y con la prostitución 
¿qué hacemos en la ciudad? 

Lo que han decidido los vecinos de Oliveros, salir a la calle, protestar ahora que hay elecciones, porque dentro de un par de meses ni caso les van a hacer los políticos que se hagan cargo del poder.

 Si los vecinos de la plaza Careaga logran del ayuntamiento todo lo que le están pidiendo, es de imaginar que los vecinos de todas las plazas y calles de la capital se van a reunir para lograr que se cierren bares, que de sus aceras desaparezcan los veladores y hasta los bancos. 

Llegados al punto de la prostitución, veo a los vecinos de los barrios siguiendo los pasos de Oliveros y exigiendo que se acabe con la prostitución en sus calles y se multe a los que la busquen.

 ¡Caballeros, al onanismo! 

Cada vez que se acercan unas elecciones los vecinos salimos a la calle, ponemos los focos sobre los problemas que nos afectan y les exigimos a los políticos soluciones. 

Y estos, cercanos como nunca a nuestras cuitas, nos ofrecen sus mejores sonrisas, sus efusivos abrazos y la promesa de que las plazas, las calles y hasta la ciudad toda será lo que nosotros queramos, acabaran con la prostitución y la venta callejera, multando si falta hace a los propios compradores.

¡Vecinos, a comprar a Alcampo! 

A partir del mes de junio o julio si les parece a ustedes volvemos a hablar. 

¿Cuántas veces se ha dicho desde los gobiernos que se va a luchar con la prostitución y la venta ambulante? 

¿Cuántas veces, pasados unos meses, se han olvidado de la cuestión? 

Dejemos que lleguen los calores, esperemos a ver que hacen entonces los nuevos ayuntamientos con sus alcaldes a la cabeza y hablamos. 

¿Les parece?

Ahora los políticos están de promesas electorales, quieren su voto el veintiséis de mayo y mienten como bellacos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario