viernes, 10 de mayo de 2019

En la lucha por la izquierda municipal, Amalia parte con ventaja.


La izquierda



Dos mujeres optan a la alcaldía de Almería por la izquierda



La batalla política entre Amalia Román (Iu-Equo) y Carmen Mateos (Podemos) por llegar al ayuntamiento de la capital se presenta cuando menos interesante. 

Es la primera vez que Iu y Podemos se enfrentan políticamente por el ayuntamiento de la ciudad. 
No ha dejado de ser una sorpresa que lo conseguido en otros municipios y frentes políticos como el regional o nacional, no se haya logrado aquí, pero así ha sido. 

No tenemos datos de anteriores elecciones que poder analizar, pero todo apunta a que Amalia parte en mejor posición que su oponente. 

Izquierda Unida mantiene una militancia menos defraudada y un voto más consolidado que el actual Podemos. 

El padre Apeles con coleta en que parece se ha convertido el líder de Podemos, Pablo Iglesias, no ha encontrado en estos últimos tiempos el apoyo de sus bases. 

En aquellos lugares donde Iu se ha unido a Podemos en listas electorales, se ha acusado a esos militantes de haber buscado una salida solo para ellos y un sueldo a final de mes. 
Es el caso de Garzón en Madrid o de Maillo en Andalucía. 

Es complicado saber lo que van a hacer los votantes de izquierda de cara al ayuntamiento de Almería, pero es evidente que si analizamos trabajos, Amalia Román puede presentarlo, Carmen Mateos no deja de ser una incógnita de futuro. 

Izquierda Unida, con sus luces y sus sombras, así como la sopa de siglas con las que se ha ido presentando en estos años y en las que ha ido perdiendo parte de su personalidad, en Almería capital ha mantenido y mantiene una cierta autonomía, alejada de esos grandes pactos que han desdibujado siglas y partido. 

Podemos ha dejado de ser ese referente de la izquierda pura, de la que venía a luchar contra la casta. Hoy Podemos tiene en el chalet de Galapagar su talón de Aquiles y en Iglesias la demostración de lo que no debe hacer quien dice viene a luchar contra la casta política que nos gobierna.

 Amalia no tiene un líder nacional en el que mirarse el ciudadano a la hora de votarla. 
En cuanto a Carmen el líder que tiene no parece que sea en este momento el mejor espejo en el que mirarse para que la voten. 

Amalia no necesita ese referente, se lo ha ganado en estos años con su trabajo, 
Carmen tiene que empezar ahora esa labor. 

Ente las dos mujeres que por la izquierda le piden el voto, 
Amalia parte con ventaja, pero eso lo tendrán que ratificar los ciudadanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario