viernes, 22 de marzo de 2019

Hay que empezar a hablar de los que se quedan sin trabajo


El cese



Fernando Martínez cesa hoy como director general de la memoria



El gobierno de España cesa hoy al director general de la Memoria Histórica, el almeriense Fernando Martínez. 
El cese es obligatorio ya que para presentarse a las elecciones, el plazo de candidaturas se cierra el próximo día veinticinco, no puede tener cargo en el gobierno. 

Corto el tiempo del almeriense al frente de la dirección general de la memoria, pero así es la legalidad política para unos cuantos, otros, caso de algunos catalanes, la ley se la pasan por el forro de sus caprichos. 

Lo malo es que los gobiernos miran para otro lado cuando de la ley y Cataluña se trata. 

La experiencia del profesor Martínez en tema tan polémico tiene una interesante entrevista. 
Por cierto, alguien me indica que los datos del Psoe para las generales son aún mejores de los por aquí contados ayer. 

Según estos tendrían asegurado el tercero al congreso y con ello más que asegurados los tres senadores. 
El tercero del congreso, digan lo que digan, lo tienen bastante más complicado, pero en política... 
No así en el caso del senado. 

Dos militantes socialistas marginados en la ejecutiva local, Inés Plaza y Juan Carlos Pérez Navas conseguían en el célebre domingo de Ferraz (con carita de pena por parte de la sultana andaluza) plaza en el senado. 

Buen trabajo el de Juan Cornejo. 

Si los datos los tenían tan claros en el Psoe, 
¿cómo es que Antonio Martínez, secretario de organización con Teruel y número dos del partido en Almería, no está en esa lista al senado? 

Porque entre Martínez y Juan Carlos estaba Cornejo, se comenta, y la balanza la ha inclinado el señor Cornejo por su amigo y tocayo Juan Carlos. 

Al final dos de los socialistas más votados por la militancia: 
Antonio Martínez y Juan Jiménez, se han quedado fuera de las listas. 

Dos víctimas de aquello de que la militancia tiene la palabra (y cuando la usa y lo que dice no le gusta al jefe) hablamos de otra cosa. 

El problema es que hasta ahora el Psoe tenía puestos alternativos para los que se quedaban fuera de las listas, pero con la pérdida de la Junta ese sueño pierde realidad. 

Recuerdo una intervención de Amat en una reunión del Pp: 
“Hay que salir a ganar, que después llaman los que han perdido el cargo pidiendo un trabajo”. 

Para el Psoe la Junta ha sido una solución, para el Pp lo ha sido diputación, al Psoe se le ha acabado la Junta, ¿se le acabará al Pp la diputación?

No hay comentarios:

Publicar un comentario