martes, 26 de marzo de 2019

De trenes y viajes anda el personal


El ministro


El ministro de fomento vino a Almería: el Ave para el año veintitrés


Me produce un miedo atroz cuando un ministro, cualquier ministro, pone en su boca una fecha para la llegada del Ave a Almería. 

Desde aquella mítica fecha que nos dijo un día el señor Rato, que habló del dos mil cinco (lo recuerdan) han pasado lustros, décadas, han hablado otros ministros y el retraso se ha ido acumulando hasta llegar a la fecha que nos acaba de dar el ministro Ábalos. 

La cita con el Ave la teníamos marcada por el Pp para el veintidós, con la llegada del Psoe se han impuesto las adjudicaciones entre Murcia y Almería, pero se nos ha retrasado un año la llegada. 

¡Y el ministro Ábalos por fin vino! 

Pero lo ha hecho en funciones (que dicen no es lo mismo) y nos ha dicho que en el veintitrés Ave seguro. 
¿Seguro? 

¡Seguro que otro ministro se equivoca! 

En esto de las fechas en España no acierta ni el más pintao. 
(Que bueno el viejo “Pintao de Abla”, buenos ratos los allí pasados). 

Notaba cierto silencio en el entorno de la Mesa del Tren, con el señor Tejada al frente; habían avisado de un viaje a Sevilla a finales de marzo, quieren que les apoyen los “Memes” de Andalucía: 
Moreno-Marín. 

Pero tras la presencia de Ábalos entre nosotros y el anuncio de que a Madrid tardaremos hora y medio menos el año que viene, se han lanzado los halagos. 
Me uno a ellos, pero que se cumplan, que estamos hartos de políticos que vienen en tiempos de campaña, y encima en funciones, a decir que con ellos se nos acaban los problemas. 

En un par de meses puede dejar de ser ministro, pero ahí queda su promesa en campaña electoral.

 ¿Abortaran el viaje a Sevilla los caballeros del tren tras la visita del ministro en funciones Ábalos? Eso nunca, les acompaña hoy el gran fichaje de Moreno Bonilla: Maribel Sánchez., y a su lado duerme con cara de no haber roto un plato la delegada de la Junta de fomento, Eloísa Cabrera, no está debajo del almendro, que conste, anda subida en un tren y camino de Sevilla.


Ya que hablamos de trenes 
¿se librará la capital de los que bajen desde Alquife con la carga de mineral? 
Dicen que puede ser así, y no vean la que tienen montada algunos colectivos en Carboneras, les han dicho que llegaran camiones y camiones y camiones cargados con el mineral de hierro para ser cargados desde su puerto y andan con la mosca cabreada. 

Nos acercaremos a los vecinos de Carboneras para que uno de estos días nos cuenten que hay de cierto en los comentarios aparecidos. 

Noto un silencio sepulcral en los grupos ecologistas almerienses sobre esta cuestión. 
¿Por qué será? 
¿Nos lo argumentarán algún día?

No hay comentarios:

Publicar un comentario