miércoles, 27 de marzo de 2019

A Javier Aureliano García lo han pillado con viajes pagados


¡Cazado Javier Aureliano!


A Pablo Casado le está saliendo rana la lista de Almería


¡Qué campaña le espera al pobre mío con este personal! 
Menos mal que el Pp y Gabriel tiene cierto control en Almería y ya se cuidarán sus terminales de defender o silenciar la nueva imagen que de Javier Aureliano nos llega desde las investigación de la prensa nacional.

Por aquí ya le dijimos al joven Casado que ninguno de los que iban en la lista le había votado en las primarias, que hiciera algo, o lo pagaría muy caro tarde o temprano. 

No hizo caso, no hizo nada, se empeñó en hacer una candidatura a la antigua, sin renovar al personal y la situación de las mismas, teme uno, se le haya ido de las manos al joven presidente del Pp nacional. 

Y ya antes de presentar la candidatura de Almería surgía el viaje de su candidato pagado por una empresa que recibió sustanciosas adjudicaciones meses después. Su personal apuesta le daba la primera en la frente.

Se siente el dolor de cabeza que le daba la noticia sobre un miembro de su ejecutiva nacional y número uno de su candidatura por Almería. 
Es mala la prensa nacional, la muy puñetera se viene haciendo eco desde hace unos días de los viajes de uno de uno de los candidatos, pagado por una empresa a la que se le dieron adjudicaciones por valor de algunos cientos miles de euros allá por el año dos mil cinco, incluso de millones de euros en otras ocasiones.

Tiene razón los chicos del Pp, ya ven por un viaje a Italia, o dos y de hace diez años van y crucifican al pobre Javier, con lo buen chico que es. 
Lo bien que se comporta con las agrupaciones de la provincia, lo preocupado que está el hombre con las cosas de esta provincia.

¡Una putada!
Vale, pero que no hubiera viajado o se hubiera pagado de su bolsillo el mismo.

Mientras tecleo esta crónica escucho el sonido del pleno de diputación que ofrece la emisora provincial el pasado lunes. 
La voz del hoy presidente, Javier Aureliano, ha perdido algo de brillantez. 
Está más apagada, más triste. 
Algo le pasa al hombre. 

Deja que sea el hombre que habla con dios el que conteste con cierta dureza a la oposición. 
Hay que seguir a este "curilla arrepentido" en sus declaraciones, fue muy duro, poniendo en la boca de la oposición cosas que no se dijeron. 
Otro día nos dedicamos a las alturas.

Lo cierto es que Javier Aureliano no contesta a la oposición con la altanería y seguridad de otras ocasiones, ni siquiera contesta. 
Y se entiende. 
Es de imaginar que no quería que le sacaran el tema que desde las ocho de la mañana del lunes estaba en boca de todos los políticos almerienses. 

No estaría de más preguntar a la oposición por qué dejaron que se fuera vivo el presidente denunciado por la prensa.
¿Tienen algo que callar ellos? 
Perdonen, pero lo parecía.

Se tenga o no contestación alguna que satisfaga ante la denuncia presentada, ninguna se ha aportado, lo cierto es que en medio de la vorágine de una campaña que cerraba listas esa misma noche, los interrogantes planteados por la prensa no es fácil hacerlos desaparecer en unas horas. 

Una de las contestaciones más usual de los afectados es que ya no se acuerdan, que fue hace más de diez años, que ni siquiera saben quiénes eran sus compañeros de viaje. 
De repente, los más listos de la clase, los números uno de la política almeriense del Pp ya no se acuerdan de sus viajes, con fútbol mundial o no de por medio, pagados los mismos por empresas de construcción o de servicios. 

Las horas vividas el pasado lunes en la diputación provincial y en la sede del Pp debieron ser dramáticas. 
Estaba en juego la candidatura de Javier Aureliano, el hombre a regir los destinos del Pp en Almería, y que a lo largo de ese lunes se enfrentaba a una denuncia que podía costarle su puesto en diputación, su cargo en la lista a las generales del Pp y su futuro político. 

Nada ocurrió. 
Prietas las filas.
Prietos los dientes y a aguantar.
¿Cuánto tiempo?
El 28 de abril la alegría o el crujir de dientes


Fuego amigo?

Diez años después aparece la factura de un viaje de Javier Aureliano pagado por una empresa.

¿Dónde ha estado la factura hasta ahora? 

¿Quién la guardaba? 

¿Por qué sale ahora?

¿Quién dispara contra Javier y por qué? 

¿El fuego parte de las trincheras del Pp, es fuego amigo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario