sábado, 23 de febrero de 2019

Los nuevos de la junta nos dijeron que venían a ahorrar.


Gastos



Doña Marta no ha llegado al parlamento andaluz para ahorrar



Tampoco va a gastar más, menos mal, pero de ahorrar la señora, lo que se dice ahorrar, ni un euro. 
Y lo dice con toda la gracia puñetera de que el dinero a gastar no tiene dueño 
¿verdad doña Marta? 
¡Cómo no tiene dueño! 

A la primera oportunidad que se le presenta a la paisana nos enseña la piel económica que nos espera con este gobierno. 
Creíamos que la almeriense y su partido tenían muy claro que su llegada al poder andaluz era para ahorrar dinero a los ciudadanos, bajar los impuestos, liberar empresas públicas, rebajar asesores y enchufados, hacer más fácil la vida de los administrados en lo económico, ellos que se dicen liberales. 

El primer desengaño y me temo que por el sendero vendrán a mogollón.  

Dice la paisana, hoy presidenta del parlamento sevillano, que su gabinete no va a gastar ni un céntimo más que el de su antecesor. 

Bien, vale, pero creíamos, que tontos e ilusos somos, que los nuevos llegaban al convento para apretar el cinturón y si hacía falta poner un cilicio al gasto y ahorrar todo lo que se pudiera. 
Vemos que no es así, por lo menos en el apartado de la almeriense. 

La señora Bosquet rebaja el número de su personal, que está muy bien, que hay que aplaudir hasta con las orejas 
¡bien por Marta, bien! 
Pero el dinero que se ahorra con el trabajador que no se contrata no vuelve a las arcas (como debería ser), no repercute en el gasto del contribuyente (como se esperaba), el dinero ahorrado en departamento de la señora Bosquet se va a repartir, eso se ha dicho, entre el personal del mismo. 

¿Me está queriendo decir que van a cobrar más? 

Si se hace el reparto anunciado por la paisana es evidente que algunos de los trabajadores van a percibir algo más en sus emolumentos mensuales, en dietas u otras causas aún por prescribir. 
El caso, parece claro, que de ahorrar dinero al contribuyente no se trata. 

Tampoco quieren gastar más, eso dicen ahora, ya veremos cuando aclaren las cuentas de la Junta, levante las alfombras y vean lo que hay debajo, si no nos llega otro sartenazo como el que nos dio “el escaleras” de Rajoy cuando llegó al gobierno. 

No dejó impuesto sin subir y sueldo sin bajar.
Si el departamento de la presidenta no rebaja presupuesto aunque prescinda de personal, es de imaginar que las consejerías medirán con el mismo rasero sus economías. 
¡Toícos por igual!

Y de ahorrar ni un euro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario