viernes, 1 de febrero de 2019

La alcaldía o la presidencia de la diputación enfrentará a Javier y Ramón


Política



¿Qué prefiere el Pp la alcaldía o la presidencia de la Diputación?



Todo apunta a que los populares almerienses se tendrán que decidir por presidir una de las dos administraciones importantes de la provincia. 

¿Y por qué? 
Se preguntarán ustedes. 

Porque en Ciudadanos tienen muy claro, o por lo menos lo tenían antes de los resultados del dos de diciembre, que el pacto con el Partido Popular en las municipales pasaba y pasa por entrar en los gobiernos de los dos organismos y exigir presidir uno de ellos. 

Ya empiezan los líos para los del Pp. 

¿Quién se sacrificará, Javier Aureliano o Ramón, el nieto de Monterreal? 

Vayamos por partes. 

Al partido, desde el centralismo madrileño, le interesa más una alcaldía de cara a la imagen nacional que una diputación, por lo que Ramón puede tener ahí un apoyo en contra de los intereses de Javier Aureliano. 

Por el contrario, a la dirección del partido popular en Almería le interesa mucho más la presidencia de la institución provincial. 
¿Por qué? 
Porque desde la diputación se controla el partido en la provincia, a las agrupaciones locales y se ofrece un mejor apoyo a los ayuntamientos conseguidos por el partido. 

Se puede así equilibrar la fuerza entre los dos contendientes. 

¡Menudo lío a la vista!
¡Vaya pelea en ciernes!

 Si a ello añadimos que Javier Aureliano cuenta con mayor presencia en los altos púlpitos del Pp nacional, el sacrificado podría ser el futuro candidato a la alcaldía y actual presidente de la corporación, Ramón Fernández Pacheco. 

La lucha se espera interesante en el seno del Pp. 
¿Saldrán las facas de siete muelles?
Saldrán

 La decisión no será fácil, y se entiende, ya que uno de los dos contendientes tendrá que ser pasado por la piedra. 

Del Pp se conocen los nombres en litigio, de C´s aún no, se tienen que celebrar las primarias y es de imaginar que los candidatos naranjitos sopesaran el ayuntamiento y la diputación en aras al premio a conseguir. 

No es lo mismo ser presidente de la diputación y hacer partido en la provincia que quedarse en el ayuntamiento y hacerse cargo del urbanismo local. 

¿Podría ser alcalde Miguel Cazorla? 
Si Marta Bosquet le devuelve a Miguel el favor que él le hizo en las pasadas andaluzas, el señor Cazorla se podría encontrar con la mayor sorpresa de su vida: 
Ser alcalde de Almería.

Hay un pero, que los votos de Vox, si mantienen en las municipales el porcentaje de las andaluzas, pueden cambiar los argumentos políticos y los deseos de los dos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario