lunes, 18 de febrero de 2019

Desilusión ante el nombramiento de delegados por parte de Pp y C´s


Junta



Ya tienen Moreno Bonilla y Juan Marín sus voceros en Almería



En el caso de los de Juan Marín tengo que reconocer mi desconocimiento de los elegidos para las delegaciones. 
Vagas referencias las conseguidas de algún compañero de trabajo y poco más. 

En lo tocante a la política ni los militantes de Ciudadanos quieren o tienen argumentos para hablar mucho de ellos. 
Vamos a esperar a que no se hayan equivocado los dirigentes a la hora de su nombramiento. 

Lo más llamativo de estos nombramientos es la acusación de ser socialistas de dos de sus delegados. Cambiar siempre es bueno se dice, y si los hombres aquí han encontrado mejor vida...

Cierto es que los delegados provinciales poco o nada pueden hacer ante sus jefes de Sevilla (directores generales, secretarios y consejeros), su tarea y trabajo es marear y entretener a los almerienses ante las decisiones que se toman en la metrópolis sevillana. 
Al futuro nos encomendamos. 

Entrando en los nombramientos de Moreno Bonilla, o de Gabriel Amat, como se comenta en los mentideros populares almerienses, desilusión total y absoluta. 

Poco futuro se le aprecia el Pp en Almería si lo mejor que tiene para las delegaciones son los nombres que se han conocido. 
Más bien parece un cementerio de elefantes donde ubicar a aquellos políticos de los que queremos deshacernos, un nuevo senado, vamos. 

No me interesa esa persona para la alcaldía de mi pueblo, tengo preparado otro candidato, la mando a una delegación, para lo que sirven (las delegaciones). 

Hay que cambiar y ofrecer una lista con nuevos candidatos en tal o cual pueblo y me sobra alguno con el que no cuenta la dirección, lo  hago delegado, para lo que sirven (las delegaciones). 

Se pueden imaginar el resto, por el mismo camino andan. 
Una pena. 

Y luego quieren que los ciudadanos votantes se los tomen en serio. 
Vemos al Pp almeriense en el mismo camino que tomó el Psoe en su última etapa de poder. 

Nos hemos venido quejando a lo largo de los últimos años de que el Psoe ha nombrado como delegados a amigos y amiguetes, algo distinto a los nombramientos de su primera época, con nombres como: 
José María Ortega, Herminio Simón, Vicente Abad, Blas Díaz Bonillo y un largo etc. 

El Pp ni en esta primera ocasión, en la que tendría que ofrecer su mejor imagen, su gran gobierno de la Junta en Almería, logra reunir un grupo de personas con capacidad y mérito social y político como para crear una cierta ilusión y esperanza en la sociedad almeriense ante su futuro trabajo político.

No se haga el haraquiri todavía, espere un poco, lo mismo estamos ante unos lumbreras y lo demuestran en días.

No hay comentarios:

Publicar un comentario