jueves, 21 de febrero de 2019

Algunas veces nos preguntamos ¿qué políticos tenemos?


Mesas y cumbres



Si tenemos que montar mesas y cumbres ¿qué hacen los políticos?



Diría más: 
¿para qué nos sirven los partidos políticos si hay que montar cumbres y mesas ante cualquier eventualidad? 

Empezamos a estar hartos los ciudadanos de que ante cualquier problema que tienen solucionar, ellos nos anuncian  una mesa, una cumbre. 
Estos políticos nuestros no son capaces de dar una solución a las cuitas de la gente, y lo único que hacen es crear herramientas para entretener al personal: 
Mesas y cumbres con las que perder el tiempo y hacernos creer que trabajan por nuestros intereses.

 Relojes dando la hora y los días, campanas al viento, manifestaciones y reuniones, mesas de todos los colores. 

Y llegan los nuevos, y aparece nuestra Carmen Crespo, metida en el cuerpo de consejera de campo, ganadería, pesca y medio ambiente y nos anuncia cumbre por el agua, cumbre por los residuos vegetales, 
¿sobre los purines no monta otra cumbre?, 
y sobre las redes 
¿qué? 
¿Una mesa con el amigo José María Gallart? 

Creía, era una ilusión, que los nuevos políticos del Pp venían con alguna clara idea en la cabeza y dispuesta a ponerle en marcha sin tener que acudir a las excusas de siempre. 

Pues me he llevado una desilusión. 
Debe ser que no es lo mismo predicar que dar trigo (que no lo es), que desde aquí y desde la oposición todo tiene el mismo color, y cuando se llega al despacho desde donde se manda el arcoíris les deslumbra y a las mesas y las cumbres. 

Llega el entretener y marear como siempre al personal. 

Tienen un problema los recién llegados del Pp, que hemos esperado demasiado tiempo, que nos han entretenido durante casi cuarenta años y no estamos por la labor de seguir esperando con las tonterías de las mesas y de las cumbres. 

Creíamos, ilusos de nosotros, que los que llegaban traían los deberes hechos y que con las soluciones claras venían, pero nos están demostrando que no parece que sea así. 

Por lo que nos demuestran hasta ahora han llegado al poder verdes, con la falta de más de un hervor y a la espera que de las mesas y las cumbres les solucionen lo que ellos parece no son capaces de hacer.

 Y de los nombramientos de delegados ¿qué?, 
si no supiéramos que los delegados sólo son apaciguadores de los votantes en las provincias, que por encima mandan los directores, secretarios y consejeros, qué poca ilusión despiertan los nombramientos que ha hecho don Gabriel Amat y doña Marta Bosquet.

No hay comentarios:

Publicar un comentario