viernes, 18 de enero de 2019

Muchos millones, pero la llegada del Ave se retrasa hasta el año 26


Presupuestos


Millones en las cuentas para un Ave que se retrasa al 26


No soy un ferviente creyente ante los presupuestos que nos presentan los políticos, siempre esconden algo, demagógicos, electoralistas, irrealizables, cuando no un fraude, como asegura la oposición que son los de Roquetas de Mar. 

Los de Pedro Sánchez, todavía por aprobar en el parlamento nacional, recogen casi trescientos cincuenta millones para el Ave y otros cuarenta para distintas actividades, ente ellas agua y desaladoras para la provincia. 

Ni que decir tiene que si se cumplieran sería muy importante para el futuro de nuestra provincia, pero no es la primera vez que los papeles, en este caso los disquetes, recogen cientos de millones de euros que nunca se llegaron a invertir. 

Con todo, ahí están consignados por el Partido Socialista. 
¿Se gastarán? 
No creo que eso le importe mucho a Pedro, Ábalos y demás responsables políticos del gobierno.

 Ellos querían ofrecer a la opinión pública almeriense la gran noticia de una importante inversión, y recogida ha quedado en la primera página de ayer de La Voz. 
Que se produzca o no es posible que ya no sea culpa de ellos, sino de los próximos que lleguen al gobierno. 

Lo extraño es que con tan importante inversión de millones en el Ave, en los papeles dados a conocer por el propio gobierno se pone la fecha del año veintiséis como guinda para el Ave a Almería. 

Es normal que el Psoe lance las campanas al cielo, yo en su lugar también lo haría, y que el Pp le ponga chinas y hasta murallas si hace falta, pero el ciudadano almeriense que no vive del sueldo de la política, ni recibe subvenciones de ninguna administración, que les vota de vez en cuando y no se equivoca, aunque algunos así lo crean, lo que quiere es que no le tomen el pelo. 

Y decir que el Ave, que se dijo que iba a llegar en el dos mil cinco, se nos juró después que llegaría en el dos mil veintitrés, ya “railea” por el veintiséis. 
Tres años más tarde. 

Me van a perdonar, pero el ministro Ábalos, que no le hace caso al señor Tejada y no aparece por Almería, tendría que explicar el futuro retraso de tres años que se nos presenta. 

Y a todo esto, no se olvide, estamos hablando de un presupuesto que no tiene aún la seguridad de su aprobación, por lo que estamos ante unas inversiones que lo mismo se quedan en una mera ilusión. Vamos a esperar a que los aprueben, no son malos para el futuro de Almería.

No hay comentarios:

Publicar un comentario