viernes, 25 de enero de 2019

Los nervios se viven en el Pp con los nombres de los delegados


Delegados


Ahora llega el momento de los rumores sobre los delegados


Ciudadanos mantiene un mutismo extraño. 
Será que no tienen banquillo suficiente en casa y tienen que buscar entre el mundo de los independientes. 
Paciencia tendremos. 

En el Pp ya se empiezan a dar nombres. 
Está muy bien situado el nombre de Aranxa, 
parece que tiene seguro el puesto junto a Carmen Crespo el vice de la diputación, el ejidense Ángel Escobar, 
y que en sanidad suena un nombre de confianza y amistad de Gabriel Amat y algún miembro de su familia. 

El doctor en cuestión trabaja en el Toyo, colabora con el Pp en el área de salud y responde al nombre de Diego, y Vargas de primer apellido. 

Algo me dice que no está el señor Amat por la labor de que desde Sevilla le nombren a los delegados almerienses. 
Si asumió el nombramiento de la consejera, la cara del alcalde roquetero en la foto de la toma de posesión de Carmen Crespo, junto a la del senador Eugenio Gonzálvez, dan la clara imagen de cómo se recibía y celebraba ese nombramiento. 

En Sevilla habré perdido la silla, se dirá don Gabriel, pero en Almería mis “ous” siguen mandando. 
Y los nombres que suenan para delegados tienen la vitola de Gabriel Amat sobre el cuerpo. 

El nombramiento de Vargas en sanidad (si se produce) lo puedo entender, el de Escobar tiene sus aristas. 
Ángel estaba llamado a ser el alter ego de Gabriel y Javier Aureliano en El Ejido. 

Su posible llegada a la delegación de agricultura nos deja algunas incógnitas: 
¿Deja de ser el primer vice en la diputación, se retira de la futura candidatura a la alcaldía de El Ejido? 

La decisión de irse a la delegación más importante para Almería 
¿tiene algo que ver con los resultados que espera el Pp en las municipales y que puede llevarles a perder El Ejido y tener que hacer carambolas para mantener la diputación? 

Si esta es la explicación se entiende que el señor Escobar busque una salida con mejor futuro, en caso contrario habría que buscar otra explicación. 

Que Escobar no es la apuesta de Carmen Crespo lo saben hasta los pepinos bajo invernaderos, pero sí que quería que fuera alguien del Poniente almeriense, y el nombre de una mujer estaba en la quiniela, pero ese nombre no cuenta con el beneplácito de Gabriel Amat, también lo saben los pepinos, y debe ser entonces cuando aparece el de Ángel como solución a un atasco entre Carmen y Gabriel. 

De El Ejido, sí, pero un hombre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario