martes, 29 de enero de 2019

El cable inglés sigue en el limbo de los políticos


Ministro


El almeriense Pepe Guirao ha presentado la segunda fase del Cable Inglés


¿Y la primera en qué consistió, señor ministro? 

Intento recordarla y solo me viene a la memoria una mano de pintura y el arreglo de unos tornillos que se caían de viejos y oxidados. 

En dos años, nos dijo el señor ministro, pasearemos por encima del Cable. 
¡Qué bonito! 
¡Noches de verano con el mar a los pies! 
¡Qué hermoso espacio para paseos y parejas de enamorados cogidos de la mano! 

Un lugar para declararse a la persona que se quiere, para ofrecerle amor eterno, y todo eso en un par de años, según nos dijo el señor ministro de cultura, el almeriense Pepe Guirao. 

¿Seguro, Pepe? 

Hace años, la que es hoy vicepresidenta del gobierno en el que participas, la egabrense Carmen Calvo Poyatos, estuvo en Almería, era por aquellos años consejera de cultura de la Junta, y nos ofreció en rueda de prensa a los almerienses, yo estaba delante y tomando nota, tres mil millones de las viejas pesetas, eran aún los tiempos de las pesetas, lo que nos puede servir para contar los años que han pasado desde aquella fecha y, desde entonces, que se recuerde, el cable inglés ha recibido una mano de pintura. 

Y llega la segunda fase, según nos anuncias, y que nos hará en dos años poder disfrutar de él y transitar por lo que se puede convertir en la plataforma del amor. 

La entonces consejera de Cabra nos dejó el cable como estaba durante años, y años, y años.

 ¿Podemos confiar en la palabra de un ministro almeriense? 
El cuerpo me pide que lo haga, y es que no creo que quiera usted quedar mal con y ante sus paisanos. Lo esperamos.
Esperamos las obras, que dos años pasan volando.

El que le ha saltado al cuello con la historia de la subvención al hospital provincial ha sido “el hombre que habla con dios” en la diputación, vaya con don Fernando, hombre suave para hablar con las alturas, pero a la hora de la primera crítica política que le hemos leído desde que es portavoz de Javier Aureliano a por la yugular del ministro almeriense se ha lanzado: 

“El ministro que peor trata a su provincia”. 
“Miente el ministro” y otras lindezas le ha dedicado. 

Y eso que es usted paisano, si no lo fuera lo manda a pasear por las tinieblas más infernales de la política provincial. 
Y todo por un papel. 

¿Falta o no falta ese papel para que llegue la subvención? 
Cómo se ponen por un papel. 
¿Va a rebajar la subvención como le critica el hombre que mira y habla con las alturas?

No hay comentarios:

Publicar un comentario