martes, 22 de enero de 2019

Dos mujeres en todo lo alto de la política andaluza


Mujeres


Dos mujeres almerienses protagonistas en el parlamento andaluz


La primera de ellas, la presidenta del parlamento, Marta Bosquet, demostró que está en sus primeras sesiones, que le queda oficio por coger y tranquilidad por llegar, pero ahí estuvo, batalladora, intentando que no se le fuera el debate de la mano, acallando voces que no estaban por la labor de perder el poder, que no entendían que los pactos, todos, los de aquí y los de allí, los de Moreno y Sánchez, te gusten o no, son legales y democráticos. 

Me gustó que intentara no perder el poder y que llamara la atención a aquellos que querían hacer o hacían lo que era su obligación como presidenta del parlamento, dirigir el debate de investidura del candidato con ardor si hacía falta. 
Bien por la paisana, bien. 

La segunda de las mujeres almerienses protagonistas (hoy ya consejera del agro) fue la clara demostración de que la dirección del Pp en Almería ha estado en babia a la hora de confeccionar la candidatura a las andaluzas, por no decir que Amat y Aureliano han demostrado su sectarismo y miedo político contra Carmen Crespo y contra el candidato que abrazaban tras la investidura como presidente andaluz, Juan Manuel Moreno. 

Carmen Crespo tuvo una exitosa entrada como portavoz del Pp y, al mismo tiempo les dio un repaso monumental a esos dirigentes almerienses del Pp que la relegaron del primer puesto de la candidatura por Almería. 

Carmen Crespo demostró que es la mejor candidata-política por nuestra provincia que tienen los populares, que les puede dar días de gloria tras conseguir Moreno Bonilla el triunfo y dejar en ridículo a unos dirigentes provincianos que por miedo político a los que son mejores, ningunearon con total desvergüenza a la hoy portavoz en Sevilla del grupo andaluz del Pp y ya consejera. 

Los que conocemos la trayectoria política de la señora Crespo sabíamos de su buen saber y estar, desde el pasado miércoles lo saben otros muchos almerienses que no la conocían. 
Lo sabían también los Amat y Aurelianos y de ahí el intento de ninguneo que le tuvieron a la hora de hacer la lista. 

Carmen, aguantó, soportó, hizo campaña con Moreno Bonilla y ahora les ha demostrado la superioridad política que atesora sobre ellos. 

La venganza de estos dirigentes no sólo se ensañaron con Carmen, otras mujeres también pagaron el ser mejores que ellos, pero algo me dice que tendrán su recompensa, que en el Pp de Andalucía han cambiado algunas cosas.
Y Carmen Consejera.

¿Creen ustedes que aplaude don Javier Aureliano?
Ya, ya

No hay comentarios:

Publicar un comentario