sábado, 22 de diciembre de 2018

Miguel Cazorla no se comió los polvorones con Ramón


Presupuestos



Artículo publicado el pasado miércoles.
Hoy tiene previsto el ayuntamiento aprobar las cuentas del 19


¿Quién se asomará hoy a la bandeja de los “mantecaos” del joven Ramón? 

En comisión todos hicieron mutis por el foro sin dar a conocer lo que podrá ocurrir en el pleno de esta mañana. 
De la oposición por la izquierda se espera negativa. 

Ya lo dijo doña Adriana, “si el Pp busca a ciudadanos que se olvide de nosotros”. 
Tengo la impresión, doña Adriana, de que a ustedes los populares los tienen olvidados. 

A Amalia y Rafael, de Iu, ya ni te digo. 

¿Quién le queda al joven alcalde para que se coma con él los polvorones? 
Tiene dos alternativas, la de Mabel, a la que ya le dio una hermosa cesta de navidad con cuatro o cinco meses de sueldo hace unas semanas y a don Miguel Cazorla, que amaga, saca la mano, anuncia que se acaba el amor con el Pp, pero nunca le devuelve las cartas. 

¿Lo hará hoy? 

Ramón, y su guapa edil de hacienda están felices, este va a ser el año que menos esfuerzo y palique les va a costar aprobar los casi doscientos millones de euros. 
Tienen a los novios en cola. 

Con el voto de Mabel ya parece que cuentan, de ahí que no les preocupe en exceso la postura de los restantes ediles de Rivera. 
La postura que tome Cazorla hoy va a ser para analizar con lupa. 

Si se opone a los cuentas del Pp estará mandando en primer lugar el mensaje de que lo hace en venganza por lo de Mabel y, no le quedaría muy bien el argumento, en segundo tendría que explicar muy clarito el por qué ha aprobado todos los de los años anteriores y no cierra el ciclo final.
 Postura complicada la suya. 

Puede decir, como decía Marta Bosquet al romper con Susana Díaz (que por cierto le debe a Miguel todo lo que es en política) que el alcalde les ha engañado, que es un desastre, que el presupuesto del año pasado no se ha cumplido y que por ello no se come este año el polvorón con Ramón. 

Y el alcalde Ramón, el nieto de Monterreal, mirará al cielo, pondrá cara de conejo “despistao” y abrirá la navideña caja llegada desde Laujar (o Fondón, que tampoco son malos), ofreciendo a los demás el participar en la fiesta navideña a punto de llegar. 

¿Quién se acercará a la mesa del alcalde, quién disfrutará de los manjares preparados? 
Señoras, señores, a enseñar las cartas. 

¿Traen alguna trampa preparada, algún comodín en la bocamanga? 
Es el momento de que comience la partida y de que gane el mejor. 
Y por favor no aburran al personal, no sean muy pesados.

Pd. No aburrieron y Miguel no se comió los polvorones con el nieto alcalde

  

No hay comentarios:

Publicar un comentario