miércoles, 5 de diciembre de 2018

En la sede del Psoe siguen esperando la dimisión de Teruel


Elecciones


¿Ha llegado ya la noticia de que ha dimitido Sánchez Teruel?


Pues tendría que haberlo hecho la misma noche de las elecciones. 

El Psoe, el partido que dirige desde hace algunos años en Almería se ha vuelto a llevar un descalabro más en la provincia, y cuando se pierde de una forma tan contundente, dos parlamentarios menos como le ha ocurrido a él, la lógica política impone la dimisión. 

El Pp presentaba una candidatura con una clara división en su interior, los últimos acontecimientos de los populares no le auguraban unos buenos resultados. 

El Psoe parecía tener todo de cara, se presentaban tres partidos con el mismo o parecido espacio para repartirse el voto de la derecha, lo que en principio era una ventaja a añadir a las expectativas del socialismo. 
Ni por esas. 

El Pp de Javier Aureliano  ha perdido un escaño, pero el Psoe de Teruel ha duplicado la cifra, con dos cedidos. 

Está claro que si alguien ha perdido las elecciones ha sido ha sido el Psoe y su secretario provincial, José Luis Sánchez Teruel, que tendría que haber dimitido la noche del pasado domingo, dos de diciembre, una cifra que quedará marcada como la del debacle del socialismo en Andalcía y en Almería. 

Ya sé que últimamente no se lleva mucho lo de dimitir, pero el Psoe de Almería debe hacer una seria reflexión de lo que ha sido su política para Almería en estos años, su genuflexión ante los dirigentes andaluces de Sevilla les venía avisando, no se querían enterar o no se podían enterar y el tortazo de las urnas ha sido de los amargan una noche y acaban con una carrera. 

La realidad de unos votos emitidos en casi todos los pueblos de Almería pone al socialismo ante su dura situación política actual, por lo que el Psoe de Almería debe buscar un nuevo camino político para esta provincia, enfrentarse a sus demonios en Almería y darse cuenta, si es que algún día quiere volver a lograr el voto de los almerienses, de que no se puede estar haciendo política a la contra de los intereses de esta esquina de Andalucía, de que ha sido errónea su estrategia y que la misma le ha pasado factura. 

El Psoe de Almería tiene que ponerse manos a la obra cuanto antes, ayer mejor que hoy ya que los tiempos a llegar juegan en su contra si los nuevos protagonistas en el parlamento y en el gobierno de Andalucía saben ganarse la confianza de los almerienses. 

Teruel debe dimitir, nuevas ideas y caras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario