viernes, 14 de diciembre de 2018

El endoscopio, la bajada de cuatro puestos y don Tesifón


¡Torrecóndenas!



El hospital de Almeria se encuentra en el puesto 40 de los españoles



A lo largo del último año el principal centro hospitalario de la provincia ha perdido cuatro puestos en la lista de los cien mejores hospitales del país, ha bajado del treinta y seis al cuarenta. 

Y no es de extrañar esa bajada, cuando el centro tiene que alquilar un endoscopio para operar al joven Lucas. 
Alquilar, lo están leyendo bien, el hospital de Torrecárdenas, conocido entre los almerienses como “Torrecóndenas”, tiene que alquilar un endoscopio para hacer una prueba. 

Estamos hablando de un instrumento que tiene un valor de entre cuarenta o cincuenta mil euros. 
Y el hospital de Almería no lo tiene en propiedad. 
Estamos hablando de la mitad, aproximadamente, de lo que viene cobrando un político al año en Andalucía. 

Y el Sas, ese gran servicio andaluz de sanidad que nos imponen a los almerienses desde Sevilla, tiene que alquilar ese instrumental para poder operar a Lucas, joven de diez años, al que vienen mareando con esperas, visitas y plantes desde hace algunos meses. 
Estamos hablando de sanidad y no lo parece.

Los que pasean su palmito por pasillos, consultas y habitaciones del hospital, cuentan y denuncian historias como para poner “colorao” a más de un responsable del Sas en Almería. 

Esos responsables antes hubieran sacado una encuesta, en la que se recogería que el ochenta por cien de los usuarios está satisfecho con el servicio que recibe, ahora tras la derrota, ya no sabemos que van a hacer. 

Conocíamos la forma y manera de trabajar de los directivos del Sas, entre los que hay que destacar a don Tesifón Parrón, el auténtico muñidor de la sanidad en Almería. 
Desde ese segundo puesto que viene ocupando desde hace siglos en el Sas es el real y verdadero hombre fuerte de la sanidad que recibimos, para bien o para mal, los usuarios almerienses. 

Algunas veces nos hemos preguntado el por qué no ha dado el salto al despacho de la delegación provincial, listo debe ser y no quiere quemarse políticamente. 

Volviendo al puesto cuarenta, que no es tan malo en el ranking nacional, lo que llama la atención, lo que nos debe preocupar es la pérdida de cuatro puestos en el último año, es esa bajada del treinta  y seis al cuarenta, lo que nos debe hacer preguntar al señor Parrón, 
¿y por qué al señor Parrón? 
Porque no parece que esté la delegada para miriñaques en estos días 
¿qué ha ocurrido para la citada bajada, don Tesifón?  

No hay comentarios:

Publicar un comentario