miércoles, 21 de noviembre de 2018

Pamplina de debate el que nos ofrecieron los candidatos


Debate electoral


El aburrimiento fue la tónica del primer debate entre los candidatos


Cada vez entiendo menos cómo nos podemos soportar los debates electorales. 
Somos “masocas”, lo tengo claro. 

Intento convencerme de que es para poder dejarles una opinión, pero ni por esas. 
Son aburridos, nos creen estúpidos hasta decir basta, nos mienten con un desparpajo digno del mejor actor, olvidan lo que hacían ayer, lo que nos prometieron ayer. 

Con estos mimbres que vimos en Canal Sur poco futuro tiene este pueblo. 
Otros cuarenta años con el Psoe en el poder le espera, con la defensa del “canalillo” a tope y con algún partido papanatas que le apoyará durante tres años y medio por un saco de lentejas. 

Lo único serio y políticamente inteligente que dijo Susana dedicado a Juan Marín su compañero durante la legislatura: 
Si durante los tres años pasados ha estado usted y su partido apoyando a este gobierno, no se entiende que ahora diga todo lo contrario. 

Más razón que la Macarena, presidenta, viene ahora este caballero, sin caballo, a decirnos que su gobierno ha sido un desastre, que por cierto lo ha sido, cuando él ha estado votando en el parlamento todas las medidas por usted y el Psoe presentadas. 

Si la legislatura ha sido mala para los andaluces, que la ha sido, no se pude decir que la culpa sea sólo de usted, Marín y Ciudadanos les ha acompañado con sus votos.  

Las tontas puyas entre Juanma y Marín recordaban a un patio de colegio con dos niños peleándose. 
¿Qué estarán pensando hacer mañana?
Si se tienen que besar, se besan, los políticos son así.

Teresa Rodríguez quería hablar de Andalucía, pero no la dejaban, el interés político de los restantes andaba por otros derroteros. 
Tampoco le interesó darle caña a su enemiga-ayer-amiga-mañana por si hace falta su voto y se tiene que tragar lo dicho.
Que se lo tragaría.

Si me preguntan por el siempre tópico de ¿quién ha ganado el debate?, tendrían que decirles aquello de ¿pero hubo algún debate? 
Yo no lo vi. 

Me quedé esperando a que los candidatos se adentraran en el proceloso mundo de la corrupción, con tiento y sin remangarse pasaron sobre él. 
Preguntó Juanma, es cierto, no contestó Susana, lo que se esperaba, pero los demás guardaban silencio.

Todos muy elegantes, finos y comedidos, y nosotros esperando que aparecieran los clubs de alterne, las copas, las comidas y las buenas fiestas. 
Ya les digo, pasaron como Jesús por las aguas, ni se mojaron los pies. 

Marín y Moreno se ofrecieron entre ellos de cara al futuro. 
Susana y Teresa no lo hicieron claramente. 

No tuvimos la oportunidad de escuchar a la candidata de Podemos decir: Nosotros no apoyaremos como candidata a la presidencia de la Junta a usted, doña Susana. 

No se atrevió doña Teresa, y podía haber sido en gran detonante del debate. Vamos a esperar al segundo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario