miércoles, 7 de noviembre de 2018

¡Doña Susana quiere pagar los cursos del dos mil diez, que sí, que es cierto!



¡A cobrar!


La Junta de Andalucía está dispuesta a pagar los cursos del año 2010


¡Aleluya, aleluya! 
La Junta quiere pagar sus deudas. 
¡Qué bonicos son, míralos, ocho años después están por abonar las facturas de los cursos de formación dados por los centros almerienses y financiados por ellos!

 Bueno, financiados no, aún por financiar. 
Pero son un amor. 
Hay que quererlos y mucho cuando vemos el interés que ponen en ajustar viejas y casi olvidadas cuentas. 

Luego nos quejamos de que si no abonan lo que deben, que no invierten en Almería lo suficiente, en fin, de mil tropelías que aparecen en sus quehaceres políticos diarios. 
Esta abonadora Junta se ha dirigido a las empresas almerienses que dieron aquellos cursos hace más de ocho años y les ha pedido los justificantes necesarios para que los ingresos puedan llegar a sus cuentas. 

Ven como la Junta quiere pagar las deudas, para que luego se quejen. 
Lo que no se nos ha dicho es si ese pago se va a hacer con los lógicos intereses de la demora de esos ochos años pasados. 

Las empresas tuvieron que pagar en su día, hace esos ocho años,sueldos y los impuestos por los cursos dados y no cobrados aún, pero que están en ello.

Hacienda, esa que dice que somos todos (menos algunos ministros, altos cargos de la política y terratenientes de alto copete), te exige que tengas los justificantes de pagos y otra documentación durante cinco años, pero aquí tienen ustedes a la Junta que le pide a las empresas que trabajaron para ella justificantes de hace ocho años.

Justificantes que en la mayoría de las empresas estaban en las cuentas de incobrables, tras los silencios de ocho años por parte de la Junta. 
¿A qué viene el interés de la Junta para ajustar cuentas ocho años después? 
No me creo a estas alturas el altruismo económico de la Junta, no me creo que de pronto se les haya removido la conciencia con una deuda que ha tenido olvidada durante tantos años. 

Aquí hay una o muchas deudas interesadas, aquí hay alguien a quien la Junta le quiere pagar una vieja cuenta y aparecen unos cursos no pagados en su día por donde se puede justificar unos importantes abonos.
No se sabe en estos momentos a quien se quiere beneficiar desde la Junta con los pagos de los cursos de 2010, pero si al final se pagan, es de esperar que se nos den a conocer los nombres de las empresas que presentan los justificantes y que reciben esos pagos. 

¿Tendrán algo que ver las elecciones del dos de diciembre?

No hay comentarios:

Publicar un comentario