jueves, 8 de noviembre de 2018

Al final, tras esperar once años, no se celebró el juicio



¡De locos!


¿Creen que nos importan once años después unos votos por correo?


Once años después, once, la justicia quiere sancionar la compra de votos por correo por parte del grupo socialista de Carboneras en el año dos mil siete (2007). 

La edil Josefa Cruz y las ex Josefa Ruiz y Rosario Rodríguez se van a sentar en estos días en el banquillo por un acto de hace más de once años.
 No sé si estos señores y señoras de la justicia están en este mundo, o viven en uno paralelo. 

Han tardado once años en investigar un delito de compra de votos por correo, se comprende que no sepamos nada del caso de El Ejido, que lo de los cursos de formación de la Junta siga dando vueltas y que con cuentagotas se vayan conociendo decisiones, o que cada semana surja una nueva noticia sobre los juzgados de Roquetas y sus investigaciones. 

Ya no sabemos a quién se está investigando, unas veces parece que al político de turno, otras que a los jueces. 
Y esto es en Almería, que si nos asomamos a Sevilla o a los madriles la locura judicial es de alucine.

 Cuando Juan Ortega Paniagua parecía estar tranquilo con los cursos de formación en sus diferentes academias en Roquetas, aparece un informe del fiscal en el que le pide seis años de cárcel, seis. 
¿Se abrirán todos los expedientes sobre los cursos en Almería? 

Aún recordamos empresas dando cursos en el Círculo Mercantil o el alquiler de todo un edificio en la calle trasera de Correos para el mismo uso. 
Empresas en las que estuvo vinculado un hombre del sindicato hermano del Psoe. 

Si se le abren nuevas diligencias a Juan Ortega, es de esperar que se le abran también al resto de presuntos culpables. 
Con todo, y a la espera de que prescriba el caso del Poniente, que es lo que debe estar esperando algún fiscal, o los casos de Roquetas, que llevan el mismo camino, lo de Carboneras es de aurora. 

Once años después la justicia se gasta el dinero en saber lo que ocurrió con un puñado de votos por correo comprados por el Psoe en el dos mil siete (2007). 
Por esa y otras cuestiones políticas el Psoe perdió la alcaldía de Carboneras. 
¿Creen de verdad que eso tiene en estos momentos algún interés para el vecino del pueblico?

La desidia y la pérdida de tiempo parecen haberse impuesto en la justicia. 
No tienen recursos, se quejan, y debe ser verdad, pero once años por unos cuantos votos por correo. Veremos la sentencia, lo mismo es de risa. 
Esperamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario