miércoles, 10 de octubre de 2018

Sin autovìa, pantanetas y galasa perdiendo agua. ¡Menudo panorama!



¡Otra vez con el agua!


Es el gran y recurrente tema en una provincia como la nuestra


Galasa pierde agua a chorros por sus viejas y rotas tuberías, el agua de las pocas lluvias o tormentas que nos llegan a chorros se nos pierde por falta de infraestructuras. 

El último en manifestarlo ha sido el presidente de Feral, José Antonio Fernández. 
El río Nacimiento ha salido y con fuerza en estos días, y el agua que por él bajaba no ha encontrado obra que la retuviera. 
Del Andarax podíamos decir lo mismo. 

Y surge el presidente de Feral y nos recuerda unas obras que llevan esperando desde los tiempos de Primo de Rivera. 
Las pantanetas sobre estos dos ríos mencionados. 

Hubo un momento, mandaba Felipe (Psoe), cuando surgió la posibilidad de hablar de ellas, y se hizo. Una de esas veces fue en la localidad de Illar, con mi amigo Pepe de alcalde, la oferta que traía el Psoe no era bien recibida por parte del personal, querían que la pantaneta fuera pagada por los regantes. 
¡Qué listos estos chicos del Psoe!
 Y fue la última vez que oí hablar de ellas. 

Luego se supo que un sector dentro o fuera de los partidos, pero con mucha fuerza, no estaba de acuerdo con estas obras y adiós a la de Alcora y Nacimiento. 
Y el agua se sigue perdiendo. 
Treinta hectómetros en los últimos días, según José Antonio Fernández de Feral. 

Creo, querido José Antonio, que estás predicando en el desierto, que no oirás a ningún partido político defender con firmeza las pantanetas. 
Y el agua se seguirá perdiendo, como se pierde la de Galasa. 

Si de juzgado de guardia es lo de la Andarax y Nacimiento, lo de Galasa no tiene nombre. 
Se pierden más de seis litros de agua de los diez que circulan por las tuberías de la empresa. 
Y que se sepa no ha dimitido nadie, ningún político. 

Se pelean en diputación, discuten en la prensa, pero no pasan de ahí. 
Hoy mandan unos, ayer fueron otros, mañana ya veremos, pero Galasa sigue perdiendo agua a chorros. 
Pierde más de la que llega a los grifos y campos de nuestros pueblos. 

¿Tan difícil es localizar las fugas? 
Las empresas privadas las localizan con rapidez y las corrigen con premura, 
¿qué le pasa a Galasa, qué a diputación, que llevan años con las fugas y no han sido capaces hasta ahora de encontrar una solución? 

¿Le puede estar interesando a alguien, político o no, dentro o fuera de la empresa o diputación, el que las fugas sigan estando presentes en las tuberías de Galasa?
¿Algo que decir, señor Amat?

No hay comentarios:

Publicar un comentario