martes, 16 de octubre de 2018

¡Qué tres patas para un banco político!



Voceros políticos



Rafael Hernando, Felipe López, Rogelio Mena ¡qué tres patas!


Rafael Hernando, el que fuera portavoz de Rajoy en el congreso durante algunos años, ha dicho en Almería que va a pedir medidas en el congreso para aplazar o condonar las deudas de los ayuntamientos. 

Y uno se pregunta: 
¿Por qué no lo hizo cuando tenían mando en plaza? 
Ahora qué nos tenemos que creer? 
¿Lo que no consiguió don Rafael, o no pudo, durante sus años en el poder lo va lograr ahora desde la oposición? 

José Miguel Alarcón, portavoz del Psoe en el ayuntamiento de El Ejido no se lo cree. 
Y lo entiendo. 

Don Felipe López, por estas el que manda en el fomento andaluz de doña Susana, manifiesta que los tres años en los que han estado paradas las obras de la autovía del Almanzora (tres años con las máquinas criando malvas) ha sido por trámites administrativos. 

Le entra a uno la risa floja. 
¿No se pudo buscar el caballero una excusa mejor? 
¿La junta ha tardado tres años en solucionar los trámites burocráticos de la autovía y usted ha estado callado durante todo este tiempo? 

Ha tenido que aparecer la crítica de la oposición al Psoe y a la Junta, para que usted nos diga lo de los tres años de trámites. 
Siempre tiene que haber un niño que pague el marrón de los políticos, en este caso los trámites. 

Le ha faltado decirnos el nombre del funcionario de la Junta que ha tenido en el cajón de su mesa durante tres ferias de abril y tres romerías al Rocío la documentación a tramitar sobre el asfalto de la Almanzora. 

Felipe, Felipe. 

El ex alcalde, Rogelio Mena, quiere volver a ser el alcalde de Albox y así se lo ha pedido a la corporación, y si no tenía contestación en tres días, que ya han pasado, tomaría las medidas legales oportunas que la ley le ofrece. 
¿Las ha tomado? 

Ha cumplido sus años de exilio a cargo público determinado por la justicia y espera que le devuelvan la vara, el sillón y el sueldo de alcalde. 
¿Y si tiene razón? 

¿Se tendría que plantear la justicia cuanto antes los derechos de un cargo público tras cumplir la condena por ella impuesta? 
Discusión abierta e interesante la que se puede presentar y a la que en algún momento tendrán que dar respuesta los jueces. 

La condena lleva aparejada la renuncia al cargo y la llegada de un nuevo candidato a ocupar el puesto de concejal por él dejado, el conflicto de intereses está servido.
¿Y si tiene razón Rogelio Mena?

No hay comentarios:

Publicar un comentario