martes, 23 de octubre de 2018

Los Guardías Civiles con horario de oficina



Cuartel


Hay pueblos donde los “cacos” no pueden trabajar los martes y los viernes


Ojo, de ocho a tres de la tarde. 
A partir de esa hora el pueblo vuelve a quedar indefenso y en manos de cualquier elemento que por allí aparezca. 
Suena a “cachondeo”, pero es la triste realidad de la gran mayoría de nuestros pueblos del interior. 

Si a usted le roban en algunos de los pueblos que dependen del cuartel de la GC de Canjayar, o en este pueblo, ni se moleste en llamar al cuartelillo, no están, no abren, sólo lo hace los martes y los viernes de ocho a tres. 

Le ocurrió a un amigo y me contaba la historia. 
Me llaman y me dicen, Paco, te han robado en el cortijo, han roto una puerta, avisa a la GC. 
Voy ahora mismo. 

Ahí tienen a mi amigo llamando al tfno. una, dos, tres veces, y que si quieres arroz Catalina. 
A la cuarta o la quinta, le contesta una voz de mujer, perdón, le dice, me he debido equivocar, llamaba al cuartel de la GC, este es el cuartel, le contesta la mujer, soy fulano, podría hablar con algún guardia, espere que ahora se pone. 

Hola fulano, que te pasa; que me han robado en el cortijo, es para que mandaras a un guardia y hacer la denuncia. 
¿Y no puede ser mañana? 
¿mañana? 
si me han robado hoy; 
ya, pero hoy está el cuartel cerrado y estoy yo solo. 
 Sabes que abrimos los martes y los viernes de ocho a tres. 

Así me lo cuentan. 
El cuartel de la GC de Canjayar sólo abre los martes y los viernes y los pueblos de alrededor tienen que esperar a que haya un guardia dispuesto al día siguiente. 
Con un par de bemoles. 

Y los ciudadanos no nos levantamos contra esas administraciones que quitan la seguridad en los pueblos y llenan los despachos de políticos inútiles. 

Diputados, concejales, senadores, europeos, centrales, autonómicos, provinciales, locales y ahora los que empiezan a llenar los despachos de las mancomunidades o los consorcios. 
Que por lo menos los hagan Guardias Civiles, que sirvan para algo, que se ganen la vida trabajando, que suden el sueldo que se llevan a casa, que se lo trabajen.

No sé, no sé. 
¿Los políticos defendiendo a los ciudadanos? 

Creo que saldríamos perdiendo, prefiero que los manden a sus casas y que salgan profesionales desde las academias a defender a los vecinos de los pueblos. 

Es una auténtica vergüenza que digan los políticos que defienden a los ciudadanos, cuando ellos, con sus leyes desde Madrid o Sevilla son los grandes culpables de estas historias.


No hay comentarios:

Publicar un comentario