viernes, 26 de octubre de 2018

¿Ha pagado bogaris por los seis kilómetros de alfombra?



Bogaris


Ayer se inauguró el centro comercial más grande de Andalucía


Y la sorpresa es que llevamos los medios durante los últimos días cargando la tinta sobre unas tuberías y unos informes que datan de hace tres o cuatro años.

Sorprende que fuera ahora, a días, horas y minutos de la inauguración cuando aparecen los informes, cuando la justicia los pone en valor y cuando las administraciones vinculadas intentan escurrir el bulto.

 Si de los informes se tenía conocimiento desde hace años, si se sabía el cruce de las tuberías afectadas en la zona de Torrecárdenas 
¿por qué se ha tenido callada la cuestión y a quién le ha interesado sacarlo en estos momentos? 

Es evidente que a lo largo de estos tres o cuatros años se podía haber llegado a una solución, no sé a cuál, pero alguna habrá.

A los que han sacado el tema de las tuberías y los informes de las partes en estos momentos lo han hecho con la intención de perjudicar la apertura del centro, apertura en plan película, y que tuvo en la tarde del miércoles ante las autoridades, vestidas todas ellas de “pan pringao”, la puesta de largo oficial con el corte de la cinta. 

Lo que debe ser un aliciente de esperanza y trabajo para cientos de ciudadanos almerienses se pone en tela de juicio por la poca o nula capacidad de nuestros políticos a la hora de gestionar unas obras de saneamiento. 

Una pregunta desde la ignorancia: 
¿Es tan peligrosa la situación creada con el agua para el consumo como nos lo están contando? 

De ser así, no entiendo que la jueza permita que se cierna ese peligro sobre el agua de los ciudadanos. De ser así, habría que exigirle responsabilidades al alcalde de la ciudad, Ramón Fernández Pacheco. 
De ser así, habría que exigirle a la presidenta de la Junta, Susana Díaz, por la incompetencia demostrada por alguna de sus consejerías. 

Pero de los políticos no espere usted eso, los políticos han conseguido que lo que tenía que ser una fiesta de alegría y consumo en la ciudad (la inauguración de las galerías más grandes de Andalucía en Almería) se convierta en una nueva pelea política entre ellos, con el agravante de que esa pelea se pueda convertir en una crisis en el abastecimiento de agua en los pueblos del bajo Andarax.

La solución de Fernández Pacheco, alcalde de Almería, decidir paralizar las obras del abastecimiento del Andarax. 
¿Y la de la Junta? 
¿Qué piensa hacer ante la situación creada?

Pd. Se preguntaba ayer Rafael Martos en las redes sociales si los de Bogaris han pagado y cuánto al ayuntamiento por el uso del esapacio público con una alfombra de más de seis kilómetros por nuestras calles. 
Estoy de acuerdo con el director del digital Noticias de Almería. 
¿Les ha regalado el nieto de Monterreal el espacio público de la ciudad a una empresa privada, o les ha cobrado, y si así ha sido, cuánto euros han entrado en las arcas municipales?

No hay comentarios:

Publicar un comentario