martes, 18 de septiembre de 2018

Los divinos y los árboles de la plaza Vieja



Plaza Vieja


Los divinos han hablado: “Los árboles se quedan en la plaza”


¿Acabarán los ficus de la Plaza Vieja sentados en los tribunales de justicia? 
¿Tendrá que ser un juez o jueza el que nos diga lo que hay que hacer con los árboles de la principal plaza de la capital? 

El camino que llevan es el de acabar sentados en el banquillo, y ya veremos si no llegan hasta los más altos tribunales del país. 

Los divinos, así se les conoce a los miembros del patrimonio provincial desde la época de José María Ortega como delegado, acaban de sentenciar que los árboles no se tocan. 
¡Ecologistas que son ellos! 

Del monumento a los coloraos nada han comunicado. 
Y en principio daba la impresión de que ese era el punto fundamental a decidir sobre la plaza por parte de los grandes partidos, el ayuntamiento y la junta. 

¿Se permite que el ayuntamiento de Pacheco (el nieto de Monterreal) traslade el monolito? 
¿O eso será tratado en otra reunión de los divinos? 
Ya puestos a trabajar lo podían haber hecho el mismo día, nos ahorraban alguna dieta, no creen. 

A la gran mayoría de los almerienses les importa bien poco lo que se haga con la ornamentación de la plaza Vieja. 
Lo que se desea es que se urbanice con estilo y nos sintamos orgullosos de la plaza cuando se la enseñamos a los amigos visitantes que vienen a Almería, como se sienten los vecinos de otras ciudades. 

Con árboles o sin ellos, con monumento o sin él, pero un entorno del que se pueda presumir ante la primera casa de la ciudad. 
Las llamadas plazas mayores han sido a lo largo de la historia lugares de solaz y encuentro de los vecinos, en Almería a lo largo de los últimos cuarenta años eso casi no se ha conseguido. 

Desde la izquierda se está de acuerdo con la medida de los divinos sobre el arbolado, desde la derecha se habla de una medida tomada desde la política. 
Lo realmente cierto es que no se han dado razones técnicas evidentes, usando para ello un reglamento del propio ayuntamiento. 
En los tribunales vemos sentados a los árboles de la plaza Vieja, si bemoles tiene el jóven alcalde.
¿Los tendrá?

¿Cuándo se quitaron los ficus de la Rambla Obispo Orberá por el tema del aparcamiento(los vecinos se siguen quejando de la falta de sombra) dijeron algo los divinos? 

No recuerdo haber oído esas voces. 
Habría sido interesante oír sus argumentos y compararlos con los actuales. 
Eran los tiempos del desaparecido Cabrejas , Diego Cervantes y Pérez Navas. 
¿Serían los mismos que se usan ahora? 
¿Serían otros?
¡Estos divinos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario