miércoles, 12 de septiembre de 2018

La Ual, Carmelo y el cese de Posadas



Rector de la Ual


Carmelo Rodríguez y el cese del vice Posadas en la Universidad


Hay que reconocerle que durante los años que lleva al frente de la Ual su perfil ha sido de lo más tranquilo de cara a los medios, y eso que no ha pagado, que se sepa por ahora, especiales como algunos de sus antecesores. 

Los silencios de Carmelo y su equipo eran un buen ejemplo de trabajo, o eso nos parecía. 
La falta de crítica dentro de la Ual, o que las mismas no llegaban al exterior como en etapas anteriores, daban la impresión de que Carmelo y sus colaboradores estaban haciéndolo bien. 
 Y nos creíamos que por fin había llegado a la Ual una forma seria de hacer las cosas, mirando por el interés de los alumnos, por encima del de una clase dominante y endogámica.

La Ual era noticia por las investigaciones de sus gentes, por el trabajo de sus alumnos y por el silencio de sus rectores. 
Unos años más de trabajo así y la Universidad de Almería se nos pone a la cabeza como ejemplo de universidades españolas donde lo más importante es la educación de las nuevas generaciones. 
Y en esa esperanza nos mantenemos. 

Deseamos que la historia y cese de Antonio Posada como vicerrector no sea la imagen que se nos ha estado ocultando hasta ahora. 
Sería triste tener que reconocer que Carmelo no ha sido todo lo transparente que de él se esperaba, que ha sabido envolver a la Ual en un manto de silencio de cara a la opinión pública almeriense. 

¿Y cuando se dice “manto de silencio” no se estará diciendo “miedo ante las represalias”? 

Lo cierto es que en cuanto el profesor Posadas ha manifestado su interés por presentar su candidatura a las próximas elecciones de la Universidad se ha encontrado con su cese sobre la mesa por parte de don Carmelo Rodríguez. 

"Ha perdido la confianza del vice, dice el rector, y a la calle". "Últimamente no trabajaba lo suficiente con el equipo", se dice de él.  

 Cuentan que había un pacto de caballeros entre ellos por el cual Posadas se incluyó en el equipo de Carmelo que está actualmente al frente del rectorado de la Ual y que en las próximas a celebrar sería al contrario. 

Entiendo a don Carmelo, es comprensible, que quieren que les diga, es tan agradable ser jefe de algo, cuanto más rector de una universidad, y el señor Rodríguez no quiere dejar el cargo.

No queda muy bien romper un pacto, pero encima cesar a la persona con la que habías pactado no es lo más recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario