martes, 11 de septiembre de 2018

¡Habla la Junta: habla dios!



¿Quién manda en Níjar?


“Nos adaptaremos a lo que diga la Junta de Andalucía”


En ésta ocasión el titular no es mío, es de don Alexis Pineda, concejal de Izquierda Unida en el ayuntamiento de Níjar y responsable de turismo. 

Viene la historia ante la necesidad de un parking en los hermosos parajes de Rodalquilar. 
Ese Rodalquilar que sigue ofreciendo al mundo el vientre abierto de lo que fue su poblado minero y que algún político ¿también de la Junta? decidió que los ciudadanos no tenían derecho a pasar los calores del verano entre aquellos viejos muros de sus antepasados. 

Era mucho mejor derribar sus techos, enseñar al mundo sus vergüenzas, ofrecer a los turistas que nos visitan el aborto urbanístico y político que se hizo. 
Y como de lo que se trata es de demostrar quién es el que manda aquí, ahí tienen todavía ese negro monumento abierto al cielo azul de Rodalquilar para que el personal sepa quién tiene las riendas del poder por estos lares o cortijos almerienses. 

Vamos con los aparcamientos, pero algún día habrá que volver con las casas de los mineros y los silencios que se han vivido en su entorno. 
El ayuntamiento que dirige doña Esperanza Pérez, del Psoe de doña Susana, presentó en dos mil dieciséis un proyecto para la ejecución de un necesario aparcamiento en la barriada nijareña. 

Dos años (más o menos) después, la Junta les comunica que vale lo del parking de vehículos, que sí, pero que el número de coches a usar esos aparcamientos que proponen no es el apropiado. 

¿Qué me dice? 

Que el número de coches que podrán aparcar lo dirán ellos, dice algún listo de la Junta. 
Y ahí es donde aparece el titular de nuestro Paseo de hoy y pronunciado por el responsable municipal, señor Pineda: 

“Nos adaptaremos a lo que diga la Junta”. 

Y digo yo: 
¿que pasa?, 
que “hablan la alturas andaluzas y bajamos la cabeza los mortales”, 
que “habla la diosa de la Junta y caemos de rodillas ante sus palabras”. 

Es la inferencia que se saca ante las palabras del político almeriense de Níjar. 

Es la lamentable constatación de que el desarrollo, cualquier desarrollo que se quiera hacer en nuestra provincia pasa por lo que digan los asesores de la sultana andaluza.

Lo siento don Alexis, pero hay que adaptarse a lo que digan los dioses, ellos tienen la última palabra, y la primera y la segunda. 
Ellos hablan y hasta el sol deja de brillar, los pájaros de cantar y San Lorenzo de llorar estrellas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario