viernes, 24 de agosto de 2018

Los hombres también quieren su tierno homenaje municipal



Homenajes


El ayuntamiento de la capital homenajea a más de mil mujeres


¿Y a las demás? 
¿Y a los hombres?
 ¿Y a los niños y niñas? 
¿Y a los jóvenes y jóvenas? 
Mira que suena mal lo de jóvenas, pero en este mundo feminista en el que vivimos habrá que ir acostumbrándose. 

El homenaje era a las mujeres, pero allí estaba hechos unos pinchitos los señores concejales, con el señor alcalde, don Ramón al frente. 
(Ha sorprendido el nuevo look del alcalde, no se sabe quién es su estilista, pero no parece que el hombre haya deslumbrado al personal femenino, se dice en los corrillos y mentideros feriales.) 

Dicen desde los movimientos feministas que están cansados de que se use a la mujer con fines partidistas. 
No le he oído a ninguno poner el más mínimo problema a la utilización que de ellas, las mujeres, hace el ayuntamiento de la capital durante la feria, y fundamentalmente el equipo de gobierno con el apoyo de Miguel Cazorla que volvió con tiempo de su viaje a las Américas para estar y dejarse ver con más de mil mujeres en la caseta municipal. 

¿Están utilizando y comprando el voto de las mujeres desde el ayuntamiento?

Tiene toda la pinta. 
Si se fijan en las fotos aparecidas y en las galerías que circulan, concejales abrazando, concejales besando, concejales conversando, concejales premiando a más de mil mujeres encerradas durante unas horas, a mesa y mantel, en la caseta municipal. 

¿Les dieron bien de comer? 
Esperemos que muy bien, ya que pagan la factura todos los almerienses. 
(Ya se sabe que algunos catering dejan mucho que desear). 
Si eso no es una manipulación, si eso no es usar a la mujer con intereses políticos, que baje san Cazorla, hombre cofrade donde los haya, y nos lo cuente. 

Y si el homenaje es municipal sorprende que sea sólo al colectivo femenino. 
No tengo noticias de que nos hayan invitado a los hombres a un suculento ágape con homenaje y premios. 

Si deciden ponerlo en marcha en la feria venidera u otras, lo que sí les pediríamos es que los señores ediles se quedaran en sus casas, ese día nos gustaría que fueran ellas, las señoras concejalas las que estuvieran entre nosotros, queremos charlar con las concejalas, besar a las concejalas, abrazar a las concejalas, ser premiados por la concejalas. 

No creo que sea mucho pedir, sólo el mismo trato que reciben las mujeres. 
Si estamos en una sociedad igualitaria, los hombres también queremos un tierno y sincero homenaje municipal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario