miércoles, 11 de julio de 2018

¿Ve usted a los alcaldes del Psoe exigiendo algo a Susana Díaz?



Despoblación


Veinte municipios del Psoe contra la despoblación de sus pueblos


Los del Pp se lo están pensando. 

En una reunión celebrada hace un par de semanas los del Psoe han decidido dar el paso y crear un lobby para luchar contra el abandono y la despoblación que están padeciendo sus municipios. 
¡Bien! 

¿Qué se están pensando los alcaldes del Pp? 
Sería interesante saberlo. 

Cierta alegría se siente en el cuerpo cuando unos alcaldes del mismo partido que gobierna la Junta desde hace más de treinta años, se deciden a cantarles las cuarenta en bastos a sus jefes políticos de Sevilla, únicos responsables de la situación que se viene viviendo en esos municipios. 

Sonrojo era el que debían sentir ante sus vecinos por estos años de silencio, de claudicar, de estar de rodillas, de sometimiento que han tenido ante unas directrices políticas que han venido despoblando y hundiendo el futuro de sus pueblos y sus vecinos. 

Han despertado. 
Bien por ellos. 
Pero no me lo creo. 
No les veo exigiendo a Susana Díaz, presidenta de la Junta, la derogación de cientos de leyes y medidas que vienen ahogando el desarrollo de los pequeños pueblos de nuestra provincia. 

No los veo, y creo que no los veré nunca, y si los pazguatos del Pp no entran con fuerza en el lobby creado (se lo están pensando, dicen) poco o ningún futuro van a poder aportarles estos despiertos alcaldes.

 ¿Cuánto tiempo les va a durar ese despertar primaveral que han vivido los alcaldes socialistas? 

Hasta que les llame la doctora Fernández, doña Gracia, cara y cruz de doña Susana en Almería, los ponga firmes y los mande a seguir jugando al truco en los bares de sus pueblos. 
Que es lo que han estado haciendo hasta el momento, y dejando que desde Sevilla unos cuantos políticos les organicen el presente y el futuro de sus vecinos. 

Presente ya no tienen estos pueblos, un par de fiestas al año más las de los oficios, candiles, moros, paz, naranjas o rosquilletas, el mercadillo semanal y a esperar cada tarde en la plaza a que llegue el compañero para el truco o el dominó. 
Y con la esperanza de que al nieto lo traigan los hijos el fin de semana para poder darle un par de besos.

Se han despertado los alcaldes del Psoe, bien, los del Pp deben seguir en el sopor de los calores. 

¿Y los vecinos? 
Con miedo. 
En la mayoría de los pequeños pueblos de Almería los vecinos tienen miedo a hablar con libertad. 
Los hemos y se sienten abandonado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario