martes, 17 de julio de 2018

El "canguelo" en el Pp almeriense durará hasta el próximo sábado



¡Qué viene Soraya!


Los miedos en el Pp almeriense ante la llegada de Soraya a flor de piel


La venganza de los Arenas, Bonilla, Crespo y Venzal puede ser de las que marquen la nueva etapa del Pp en Almería. 
El clamor que corre por calles y plazas por una sola lista de integración en la que todo el partido de Almería se sienta cómodo no sería la solución para algunos de los protagonistas almerienses que le dieron la espalda a Soraya y Arenas. 

Y Javier no va a perdonar a unos militantes y a una militancia almeriense a la que ha apoyado y defendido políticamente en estos pasados años. 
Un pacto entre Casado y Cospedal podría suponer un mejor futuro para algunos de ellos, pero la decisión de María Dolores de abandonar definitivamente la política los puede dejar en la estacada. 

Comprensible que el miedo recorra la espina dorsal de muchos militantes peperos almerienses que viven de la política y que pueden ver como se les acaba el chollo en unos meses. 
Con el triunfo de Soraya en el congreso del Pp el veintiuno de julio, algunos olvidados políticos almerienses intentarán volver por sus fueros y recuperar parte del poder perdido. 

Los nombres de Carmen Crespo y Pablo Venzal, hoy con fuerza en el equipo de gobierno andaluz de Moreno Bonilla, se pueden consagrar como las personas con más poder dentro del Pp almeriense. 
Y algunos actuales dirigentes tiemblan ante tal perspectiva. 

No olvidan estos dirigentes que alguna jugada hicieron para que Pablo desapareciera como posible candidato a la alcaldía tras la esperada renuncia de Luis Rogelio y a Carmen alejarla de la presidencia provincial del partido. 

¡A Sevilla con ellos dijeron! 
Hoy amenazan con volver si gana Soraya. 

Unidad, unidad gritan desesperados por calles, plazas y rincones y pelillos a la mar. 
Si Casado gana el congreso no lo va a tener fácil en Andalucía si no pacta con Arenas-Bonilla, por lo que tampoco suena nada bien para los almerienses que apostaron por Cospedal, lo que se ha visto desde el sector de Arenas como una traición muy dura por parte de esta provincia para él. 

Lo sucedido en Almería ha sido un varapalo para el campeón, especialmente porque tenía entre ellos a los hombres de su máxima confianza política, como era el caso de Matarí y de Amat.
Los miedos son comprensibles, Casado se puede convertir en el salvador de sus sueldos y sus prebendas. 

El canguelo se vive en el Pp, dicen que con más fuerza en diputación


No hay comentarios:

Publicar un comentario