martes, 31 de julio de 2018

¡Dar de mamar a los crios!



Lactancia


El ayuntamiento de Almería abrirá salas de lactancias en sus edificios


Cualquier movimiento que desde el poder se haga para beneficio de las familias nos parece de aplauso, por lo que la creación de salas de lactancia públicas en Almería, así, a primera vista, no debe levantar ánimos en contra, y eso ocurrió en el salón de plenos, todos por igual, al cielo con ellas, las salas. 

Vamos a la práctica. 
¿Cuántas salas, dónde se van a ubicar, en el centro, también en los barrios, en cuáles, cómo se van dotar, qué personal va a estar al frente de ellas, qué horario van a tener? 

Los lactantes se alimentan cada dos o tres horas, habrá que pensar en esa situación. 
No podemos tener abierta la sala de ocho a tres de la tarde y dejar a los críos sin mamar el resto de la tarde. 
No sería justo para ellos. 
Pobreticos.

Leyendo la noticia me ha dado la impresión de que las salas de lactancia no serán sólo para los funcionarias municipales 
¿o sí? 
también para el resto de las madres almerienses que quieran dar de mamar a sus hijos en estas salas, el día que se pongan en funcionamiento, si es que se ponen. 

¿Les parece bien que estén abiertas desde las ocho de la mañana y hasta las ocho y media de la noche, por aquello de que el comercio detallista cierra a esa hora? 
A partir de las ocho y media  de la noche las señoras a casa a dar de mamar a sus criaturas o hacerlo como hasta ahora, sin ningún problema y con la admiración y cariño que despierta ver a una madre dar el pecho a su hijo, las más de las veces con un pañuelo cubriendo el acto de mamar. 

¿Han pensado cuántas salas repartidas por los barrios hacen falta en Almería, en el número de personas que habría que poner al frente de ellas, habría que poner una tasa o un precio público por el servicio?

 No he leído nada sobre estas cuestiones, debe ser que lo han dejado ustedes para un estudio posterior. Nada, nos quedamos a espera de que nos iluminen ustedes, próceres de nuestra sociedad.

 Que sí, que no estoy en contra de las salas de lactancia, como tampoco estaría en contra de servicios urinarios para los enfermos de próstata y cualquier otra alternativa que supusiera hacer la vida más feliz a los ciudadanos en el entorno de la ciudad donde se vive. 

Y Almería es una ciudad para vivirla en la calle, de día y también de noche, pero no pidan que las salas abran también en horario nocturno, que el niño debe estar en casa y en su cuna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario