lunes, 16 de julio de 2018

Almería, nos van a levantar la piel de la ciudad



Las prisas


El alcalde ha metido a la ciudad en obras antes las elecciones


Llevamos unos años de bastante laxitud en lo que a obras se refiere, con la ciudad bastante dejada de las manos de los albañiles, pero se acercan las elecciones y la fiebre del sábado noche parece haberle llegado al ayuntamiento y a su equipo de gobierno. 

Fue anunciar las elecciones, nombrar candidato a Ramón F. Pacheco y a por las obras, o por lo menos a anunciarlas. 

Se queja la oposición, y no le falta una parte de razón, que el equipo del Pp nada ha hecho durante tres años y que ahora todo son prisas y obras de cara a la campaña. 

En estos días nos ha anunciado el concejal de urbanismo que se le va a dar por fin una solución a los accesos y entorno de la Alcazaba. 
Hora era. 

No satisfecho el señor Castellón nos sale con el barrio Alto. 
Más de cien expropiaciones y nueva imagen para una de las zonas más degradadas de la ciudad, toma castaña. 

Ni los más viejos, aquellos que acompañaban una mañana a Eduardo Gallart cuando entró con la piqueta en el barrio y no le dejaron acabar una obra que ahora se va a terminar. 
Contaban los viejos almerienses que fue el cura del barrio el que se opuso al derribo de las viviendas ordenado por el ayuntamiento. 

No acabó Eduardo Gallart en aquella ocasión el trabajo y se han tenido que esperar más de cincuenta años para hacerlo. 
El concejal Castellón unirá su nombre al de Gallart ante el futuro del barrio Alto. 

Nos han hablado también de la ampliación del parque de las familias, de la ampliación de paseo marítimo y de obras de asfalto en todos o casi todos los barrios de la capital. 

Nos levantarán de nuevo la piel de la ciudad, como demostración de lo buenos que son los políticos que nos gobiernan. 
Obras, obras, obras. 
Tres años de inacción y uno de fiebre. 

Tres años dejando que el enfermo se deteriore y antibióticos en el último año a mogollón. 
Y nos anunciaran la bajada de las tasas, impuestos y precios públicos algo así un cero, cero coma dos por ciento y con esa medalla sobre el pecho nos dirán que son los mejores.

Ha llegado el momento de llenar de titulares la prensa, de vender las medias verdades de unas obras que deberían estar terminadas hace meses o años, de decirnos lo mucho que nos quieren y las grandes apuestas que para el futuro de Almería nos ofrecen. 
La campaña política y sus promesas se han hecho presentes ya en la ciudad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario