lunes, 30 de julio de 2018

Alcaldesa de Gádor: no toca hablar de vertidos



Vertidos


La alcaldesa de Gádor no tiene nada que decir sobre los vertidos


Doña Lourdes Ramos no está interesada en hablar de los vertidos al río Andarax de una empresa de su pueblo. 
No tiene nada nuevo que decir a los compañeros de Almería hoy. 

El ahora no toca hablar de eso, a lo que tan acostumbrados nos tienen los políticos, está en la nueva política de doña Lourdes. 
La transparencia, la rigurosidad y el dar la cara ante los ciudadanos a través de la prensa no parecen estar en el Adn de la alcaldesa popular del pueblo de las naranjas, una pena. 

Lo que me pregunto es si esas premisas están en el Adn del presidente de la Mancomunidad, Juan Antonio Almansa. 
Se da la circunstancia de que estamos ante dos políticos de partidos distintos y muy enfrentados en el municipio: 
Pp y Psoe. 

Se entiende que la alcaldesa no esté por la labor de apretar las tuercas a la empresa naranjera, estamos ante la única empresa importante del municipio, son muchos los vecinos del pueblo que ahí han encontrado su puesto de trabajo, de ahí que se esté elaborando un proyecto, elaborando, pero que no parece llegar nunca. 

¿Le ocurre lo mismo o algo parecido al señor Almansa? 
Es posible. 
Hay que cuidar los votos que puedan llevar algún día al Psoe al poder municipal, y es posible que ello pase por hacerse un “degea” y dejarse meter algún que otro gol. 

Y mientras ellos hacen la estatua, los vertidos siguen apareciendo en el río, esperando que el proyecto se redacte y se ponga en marcha, si es que algún día se llega a hacer. 

¿Y medio ambiente de la Junta a qué se dedica? 
Tantas prisas para poner una multa por un concierto en la playa, que me parece bien si no se cumple la ley, y tanto silencio ante los vertidos en el Andarax. 

Lo mismo es legal que se viertan residuos ¿no creen? de lo contrario el señor delegado, tan meticuloso con los conciertos en las playas, ya habría levantado acta y prohibido que se siguiera vertiendo en el lecho del río almeriense

Llama la atención la rapidez que tuvo la Junta en su día a la hora de cerrar el grifo, y cerrado sigue, a los regantes de las Cuatro Vegas por la falta de un papel y la tranquilidad que se toman ahora con los vertidos de la empresa de Gádor. 

Lo mismo es la gran preocupación que tiene doña Susana por los puestos de trabajo de la empresa de. Da la impresión que mucha fuerza tienen las naranjas de Gádor sobre nuestros políticos. 
¿Por qué será?


No hay comentarios:

Publicar un comentario