martes, 15 de mayo de 2018

Los ciento veinticinco millones de Rambla Morales



Desaladoras


A la de Rambla Morales alguien quiere hacerle volver a la vida


¿Y por qué? 
¿Y a quién beneficia? 
Es lo que se preguntan los distintos sectores de los regantes de Níjar. 

Dos hombres, con nombres y apellidos se han puesto al frente de las posiciones, Antonio López por la vuelta a la vida de la desaladora y Juan Espinosa en contra de revivir una empresa con una carga económica de más de cien millones de euros. 

Es evidente que los más beneficiados por revivir la planta son los accionistas de la empresa bancaria que puso el dinero para su construcción y que hasta ahora no han cobrado un euro. 
La banca por lo tanto a favor por una cuestión meramente económica. 
Están en su derecho. 

Antonio López, como hombre fuerte de comunidad de usuarios de la comarca de Níjar, está a favor, cree que la puesta en valor de Rambla Morales solucionaría el problema hídrico y de calidad que en estos momentos tiene la zona. 
Nada que objetar, la única cuestión es cómo y quién debe pagar los ciento veinticinco millones de euros que se deben, que no es “moco de pavo”. 

La voz discordante es la de Juan Espinosa, según él, no hay necesidad de poner en marcha la desaladora de Rambla Morales, con la de Carboneras y las obras de distribución a realizar se cubren perfectamente las necesidades de Níjar. 

En la guerra por el agua las cifras se han usado por los partidos políticos como les ha dado la gana, el abuso ha sido total, por lo que es complicado que nos podamos creer las que nos anuncian desde uno y otro bando enfrentado. 

La clave está, o lo parece, en los más de cien millones que quiere cobrar la entidad ahorradora. 
No lo va a reconocer, es de lógica que así sea, pero son muchos millones de euros paralizados y la salida más factible sería la de poner en funcionamiento la empresa y ver la forma de recuperar la inversión. 

El señor López no da pistas sobre esta cuestión económica, y sería lo más importante de cara a los regantes, don Juan Espinosa acusa de cierto oscurantismo en su nota de prensa, pero sin entrar en el fondo de la historia, los más de cien millones de euros que habría que pagar para que funcione Rambla Morales.

La partida ha comenzado. 
La banca jugará fuerte, le van unos millones en el envite, 
Antonio López puede quedar en una situación delicada si no explica bien su apoyo a la desaladora, 
Juan Espinosa a favor de los regantes tiene por ahora las de ganar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario