sábado, 5 de mayo de 2018

Las tribulaciones del Psoe con el agua



Trasvases


El líder del Psoe, Pedro Sánchez, a lo Zapatero: Trasvases, no


Ahora viene a matizar. 
 ¿De qué Pedro nos fiamos, del primero o del segundo? 
Tristemente y por la experiencia demostrada por el Psoe en esta cuestión, de ninguno de los dos.

 Menuda suerte tiene esta provincia con los diferentes satélites que van a llegando a la secretaría general del Psoe nacional. 
Tras el inefable Zapatero, al que algún compañero de su partido llamó “bobo” y encima “solemne”, aparece Pedro Sánchez y vuelve a las andadas con el tema del agua: 
Trasvases ni uno, y los que están en funcionamiento hay que abortarlos, como hizo Zp con el plan hidrológico nacional. 

Con estos elementos mandando en el Psoe, comprendo y entiendo lo difícil que tiene que ser defender el socialismo en Almería y provincias limítrofes por el levante. 

Si la Junta ya mantiene sus tiras y aflojas con Almería, con viejos agravios como la Alcazaba, el Corte Inglés, el Pgou, la plaza Vieja y otras lindezas, ahora les llega el “bien amado” Sánchez, les corta el agua y les crea un conflicto con la única máquina que en Almería es capaz de crear riqueza. 

A estos del Psoe almerienses se les ocurre montar un circo de animales y ponen de director a un radical animalista. 

Si vender el nombre de la Junta socialista en Almería ya cuesta carros y carretas a los militantes del Psoe, ahora con la tontería de Sánchez de cortar los trasvases, con qué cara se presentan ante los agricultores. 
(Y el Partido Popular a aprovechar la estupidez de Sánchez)

Se callaron con Zapatero y la derogación del PHN y así les ha ido durante estos años, sólo tienen que volver a guardar silencio con la metedura de pata de Pedro Sánchez y no les arregla el lío ni Manolo García Quero. 

Hay quien asegura que el hombre tropieza en ¿cuántas piedras?, pues los socialistas parece que se las van poniendo ellos mismos en el camino y tropezando en todas van. 
¡Qué pena! 

Cuando parece que se van espabilando, que cogen cierto ritmo ante los interminables errores del partido de Rajoy, aparece el secretario general de turno metiendo la patita hasta el corvejón.

 En Murcia vino a decir que bueno, que no, que sí, que hay que conjugar desaladoras y trasvases. 
Qué difícil resulta encontrar un político que tenga un plan claro de lo que quiere para nuestro país. Cambian de opinión cada minuto y en cada provincia, y en eso, hay que reconocerlo, son unos hachas los dirigentes del Psoe nacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario