sábado, 28 de abril de 2018

¿Hubo nepotismo en el nombramiento de al gerente?

Gerente


María del Mar Plaza Yelamos es la gerente del Plan Estratégico


El equipo de gobierno decidía, con el voto en contra del Psoe y de Iu, el nombramiento de doña Mar Plaza Plaza como gerente para el plan que debe redactar el futuro de la ciudad de Almería. 

Alguien tenía que ser y cuentan que el curriculum de esta profesional es impresionante. 
¿Por qué entonces votan en contra los partidos de Izquierda? 
¿Qué les lleva a oponerse al nombramiento de una profesional, que en algunos círculos comentan que es de gran categoría? 
Esa es la pregunta que deberían contestar. 
C´s, viendo el palmarés de la candidata, no tuvo ningún inconveniente en unir su voto al del equipo de gobierno a favor de la señora Plaza Yelamos. 

Y mientras nos llegan argumentos más convincentes que los mencionados hasta ahora, “que es un despilfarro económico”, dice el Psoe, cuando aún no hay actividad alguna que llevar a cabo en el plan y no hace falta todavía la presencia de una gerente pagada con el dinero de los almerienses, aparecen las “puñeteras” redes sociales y sus comentarios sobre la afinidad o parentesco político entre la recién nombrada gerente y el alcalde del Partido Popular de la ciudad. 

En el caso que comentamos estamos ante una mujer que tiene un puesto de trabajo en la administración autonómica, que tiene que pedir excedencia para incorporarse al plan, que lo hace a un año de unas elecciones municipales que nadie puede adelantar cómo votaran los almerienses. 

El sueldo que ofrece el Plan es atrayente, no lo pongo en duda, pero ¿lo suficiente como para estar en foco de la atención mediática, ser la “comidilla” de media Almería, tener el voto de la oposición en contra y la velada acusación de que el puesto se consigue por ese parentesco político o afinidad con la persona que manda en el ayuntamiento?

Dos personas, una de ellas de izquierdas y viejo dirigente, me ha cantado las excelencias profesionales de la elegida gerente, otra vinculada a los movimientos sociales de Almería, más cercana a los movimientos liberales tiene la misma opinión.

 El puesto parece merecerlo, pero la afinidad o el parentesco político con el alcalde pone una gran duda en el desenlace dado. 
No debería ser, es cierto, pero estamos acostumbrados al nepotismo de los señores  políticos y nos cuesta mucho, demasiado fiarnos de ellos. 
A veces es muy lamentable, y esta puede ser una de ellas.
Pero siempre quedará la duda de si hubo o no hubo nepotismo en el nombramiento


No hay comentarios:

Publicar un comentario