martes, 3 de abril de 2018

El asfaltado de los cuarteles

¡La Legión!


La diputación invierte cuatrocientos mil euros en la base militar


Creo que los hombres y mujeres que forman el ejército español se merecen una base militar en nuestra provincia con unas calles bien asfaltadas, un patio sin baches por donde desfilar y cubiertas todas y cada una de las necesidades para su trabajo y preparación diarias. 

Creo que España se gasta poco en defensa, en cuarteles de la Guardia Civil y en el sueldo de estos defensores, sin olvidar a la Policía Nacional. 
Lo que yo me pregunto hoy es: 
¿por qué tiene que ser el dinero de los pueblos pequeños de Almería, el que administra el señor Amat en diputación, el que acuda a socorrer patios y calles de la base militar de Viator? 

Si vamos al fondo de la cuestión me van a decir ustedes que el dinero sale del mismo sitio, los impuestos de los españoles, y tienen toda la razón, pero el que llega a las manos de don Gabriel lo hace con una intención y una responsabilidad clara: 
los pueblos de menos de veinte mil habitantes de esta provincia. 

De ahí que se tengan que crear historias de convenios para que la institución provincial pueda ir con unos fondos destinados a otros menesteres a cubrir, ejemplo: 
el asfaltado y jardines de la base militar (y otros colectivos sociales de guardar). 

A cambio, según el convenio firmado entre las partes, se hacen visitas guiadas a la base y al museo de la Legión. 

Con visitas o sin ellas, con convenio o sin él, no me parece acertado que la diputación se gaste el dinero de los pueblos en la base militar. 
La base tiene un ministerio responsable, el de defensa, que es el que debería correr con todos los gastos que se derivan del funcionamiento de la misma, y no cargar algunos, como es el que mencionamos sobre la diputación de una no muy rica provincia como la almeriense.


Reitero: 
“no tengo nada en contra de que se asfalten las calles y el patio de la base militar de Viator”, más bien al contrario, lo que no estoy es a favor de que esos cuatrocientos mil euros del ala a gastar en las obras tengan que salir de los presupuestos que están previstos y destinados para los vecinos de los pueblos de Almería.

 Lo que me parecería justo y legal es que fuera doña Dolores de Cospedal la que desde su ministerio de defensa se pusiera al frente de las necesidades de la base de un cuerpo tan admirado como es el de la Legión Española con base en Viator. 
Sólo eso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario