sábado, 17 de marzo de 2018

Y dicen que somos de la misma familia

¡Portadas!


El distinto tratamiento de la prensa en el caso de Gabriel


No deja de ser sorprendente el distinto trato que hemos visto en las portadas de periódicos nacionales, regionales o locales. 

En Cataluña, el Periódico de Barcelona llevaba en su primera página del sábado, diez de marzo, una foto a cuatro columnas sobre la concentración de miles de almerienses en la Puerta de Puchena con la foto de Gabriel y su nombre en los labios. 

Es de agradecer desde esta esquina del sureste peninsular que en la lejana Barcelona se acordaran del sufrimiento de una familia y de una provincia. 
Ese sentimiento de cercanía y de solidaridad con Gabriel “el pescaíto” y con sus padres visto y vivido en otras primeras páginas de la prensa nacional, no la vimos ese sábado en la sevillana. 

El pasado nueve de marzo las portadas de la prensa de la que se dice y se llama capital de Andalucía, no se hicieron eco, no se solidarizaron con el dolor de esos miles de ciudadanos que salieron a las calles de Almería a gritar el nombre de Gabriel. 

En Barcelona sí pareció importar lo que por aquí ocurrió aquel viernes, en Sevilla no debió preocupar lo que sentía la familia almeriense. 
Y eso que dicen y hablan de hermanas. 

El fatal y terrible desenlace ocurrido y vivido el domingo, con la aparición del cadáver de Gabriel en el maletero del coche y la detención de la compañera del padre de Gabriel, si tuvo la lógica repercusión en las portadas sevillanas. 
Era la gran y terrible noticia de un caso que llevaba doce días ocupando la vida de los almerienses y como tal fue recogido en las primeras de todo el país.

La reacción de la prensa sevillana ante la concentración de aquel viernes de los almerienses no nos debe extrañar, es la misma que vemos cada día en la política que el gobierno andaluz nos dedica.

No nos causa sorpresa, ya estamos acostumbrados a estos comportamientos de cierto sevillanismo político, casi ni le damos importancia, y no lo hubiéramos hecho en este caso que tratamos si no cae en nuestras manos la portada del Periódico de Barcelona de aquel sábado y la comparamos con la que nos ofrecían los de Sevilla.


Los primos, algunos ya muy lejanos de Barcelona se acordaban todavía de nosotros en momentos como el que se vivía aquel trágico fin de semana, los hermanos de Sevilla, los que dicen que nos llevan en el corazón: se olvidaron de lo que sentía Almería. 
El lunes ya era noticia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario