miércoles, 21 de marzo de 2018

¡Que viene la Udef, que la Udef ha llegado!

Registro


Preguntó un día un tal Pujol: ¿Qué coño es la Udef?


Ya lo puede preguntar algún otro político del ayuntamiento almeriense lo que hizo el “mol honorable”: 

¿Qué coño es la Udef? 

La Udef es un grupo de investigación de la policía que estuvo durante más de siete horas (siete, siete) pidiendo, solicitando o exigiendo una serie de documentos en distintas áreas municipales sobre tres expedientes que (quieran o no los responsables políticos) están bajo sospecha de la justicia. 

No creo que la Udef esté dando pasos en falso, por lo que algo debe haber ocurrido cuando se llega a tomar la decisión de un registro de siete horas. 

Los políticos ya sabe: 
Hay que disimular, ponerse de perfil, dejar trabajar a la Udef y remarcar que se va a colaborar en todo lo que necesite la investigación. 

Lo que sí sabe el político y es su gran temor es que cuando se tira de un hilo, por muy ínfimo que éste sea o lo parezca, se puede deshacer la gran madeja y sacar a relación otras historias que mantenía ocultas y que no habían sido denunciadas hasta el momento. 
Será entonces cuando algunos se enteren de verdad de lo que es la Udef y su trabajo. 

Mientras, es cierto, vamos a mantener la prudencia y el principio de que se es inocente mientras no se demuestre lo contrario.

El registro o la redada, lo pueden denominar como les parezca oportuno, le viene muy mal políticamente a un alcalde que acaba de ser ratificado por su partido a futura cabeza de cartel el año que viene, así como a algunos ediles del actual equipo de gobierno popular que se pueden ver en la pica de la justicia y con un futuro político algo oscuro. 

No ha sido buen momento el decidido por la Udef para abrir una investigación en el ayuntamiento de la capital. 
Y no lo ha sido porque si ya Ramón Fernández Pacheco (el actual alcalde) tenía dudas a la hora de dar su confianza para que le acompañaran en la futura lista algunos de sus compañeros, la situación creada por el registro de la Udef supone un duro varapalo a la hora de tener que tomar la futura decisión de quién va a conformar parte de esa candidatura. 

Sabe Ramón que la responsabilidad de lo que ocurra a partir de ahora con la lista, sus candidatos y futura votación lleva su nombre y su futuro político. 
Y buscará, es de lógica que lo haga así, compañeros de viaje que no le creen problemas con la justicia en el futuro. 

Le quedan muchas intranquilas horas pensando la lista, y es consciente de ello.
Y preguntas sin contestar de una Asociación de parados de la empresa de limpieza viaria y de playas de la ciudad.
¿Cuándo las va a contestar el "bienpagao"? 




No hay comentarios:

Publicar un comentario