jueves, 1 de marzo de 2018

¡Qué triste viene resultando el día de Andalucía!

Artículo publicado ayer, día de Andalucía, en La Voz de Almería

¡A Murcia!

¡28 de febrero, día de Andalucía, nos esperan en Murcia!

Viene siendo normal que a través de los altavoces de los grandes almacenes se les dé la bienvenida a los almerienses que se desplazan en este día a comprar a la vecina ciudad. 
Era y sigue siendo usual el que te encuentres (como si estuvieras dando una vuelta por el paseo) con amigos y familiares que están haciendo lo mismo que tú, comprando en Murcia y disfrutar de buenas verduras asadas en el Rincón de Pepe. 

El Corte Inglés fue en principio el gran atrayente de los almerienses, y allí estábamos desde primera hora, disfrutando del atractivo que suponía los grandes almacenes de don Isidoro. 
Tras su ubicación en El Ejido 
¿cuánto le queda para llegar a la capital? es Ikea el gran almacén a visitar durante éste y próximos años, hasta que abra sus puertas junto a la mítica cueva de “Conan el bárbaro”. 

¿Y los que se quedan aquí qué pueden hacer? 
Algunos ayuntamientos, cada vez menos, es cierto, organizan paellas, bailes regionales y otros entretenimientos para el personal. 

Hay que reconocer que el día ha perdido el brillo y la ilusión de sus primeros años. 
La Junta en Almería lo celebraba el pasado miércoles, 21, por lo que poco o muy poco le debe importar el día de hoy y lo que usted haga en él. 

Fue el suyo un canto a los 38 años que llevan gobernando, ni una sola crítica a los mismos, ni una mirada a la situación que viven miles de familias en nuestra provincia. 

¿Dónde está aquella Andalucía que exigía, reclamaba un lugar en la mesa de un futuro que vemos cada vez más lejano de conseguir? 

Nos dijeron que la autonomía abría un futuro prometedor para esta tierra y sus gentes. 
Y nosotros, los andaluces, nos lo creímos. 
Y hasta con las orejas aplaudimos a aquellos padres de la patria que nos vendían entre hermosas palabras y papel de celofán de colores la nueva y prometedora tierra andaluza. 

¡Ilusos! 

El futuro ha sido, sí, pero para unos cuantos que se subieron al carro de la política, pusieron las orejeras al pueblo y mansamente lo pastorean. 

¿Y el pueblo? 

¿Qué es el pueblo?

Si el tiempo acompaña, que no lo parece, dese un paseo por la orilla del hermoso mar, o dedique el día a conocer alguna de los hermosos pueblos de nuestra provincia. 
Tiene rincones donde disfrutar de paisajes y bares donde degustar buena gastronomía. 
Reserve mesa en la bodega Barea de Padules y pida un calamar a la brasa.



No hay comentarios:

Publicar un comentario