viernes, 16 de marzo de 2018

Los vecinos del Toyo se sienten engañados.

Entidad de Conservación   
 

Los vecinos del Toyo  se sienten engañados por los políticos


¿Hay alguien que no se sienta así?
Sí, claro, los que viven de sus prebendas.

Los vecinos quieren que la entidad de conservación desaparezca, y tiene una importante razón económica en su demanda.
Están pagando el doble que los demás vecinos almerienses.
Ellos se tienen que pagar los jardines públicos y otros arreglos de su entorno, obligación que no tienen los vecinos restantes.

El tema llega al ayuntamiento y oír a los portavoces de los partidos políticos nos deja “pasmaos”. 
El señor Castellón, portavoz de los populares, dijo que ellos, su grupo, están de acuerdo con lo que diga el gerente de la entidad. 

Es evidente que el señor gerente no querrá perder su puesto de trabajo, por lo que él no estará por la labor de que desaparezca la entidad. 
Al Pp le importa un rábano lo que quieran, piensan o interese a los vecinos. 

El Pp sólo defiende lo que le interesa al gerente, a los vecinos que les den. 

¡Pásmense! Miguel Cazorla, portavoz de C´s, ha sido más clarito el hombre y defiende a la entidad con total nitidez. 
Otro que está por la exclusión de unos vecinos a la hora de beneficiarse de los servicios municipales. 
Miguel no habla del gerente, ¿qué motivo tendrá, alguno habrá, estoy seguro, para que no se ponga al lado de los vecinos, los que pagan su buen sueldo y le votan para que tenga tan buena vida como disfruta en la política? 

Juan Carlos Pérez Navas, líder en el grupo socialista, está por la labor de que la entidad desaparezca (menos mal, por lo menos hay uno que parece se pone al lado de los vecinos), pero pide para ello cinco años. 

Empezó usted bien, pero al final nos ha enseñado la patita. 
¿Por qué hay que esperar cinco años? 
¿Por qué los vecinos del Toyo tienen que pagar durante cinco años más, cinco más, por un trabajo que tendría que estar desarrollando el ayuntamiento, como viene haciendo en otros numerosos puntos de la ciudad. 
¡Con lo bien que iba! 

¿Y que dijo el portavoz de Iu, don Rafael Esteban, que antes hay que acabar con las deudas? 
Vale, acaben con ellas, pero no cree el señor portavoz de la Izquierda que el ayuntamiento lo que tendría que hacer es devolver todo el dinero que estos propietarios han pagado por un servicio que tenía que ser público y ofrecido por el ayuntamiento desde el principio.

La asamblea celebrada fue un engaño, lo ha contado en La Voz un miembro de la asociación, otro día hablaremos de ella. 
Los vecinos del Toyo están viviendo el mismo engaño que le hicieron los políticos a los vecinos de Retamar, las mismas asambleas, los gerentes eran distintos, también las empresas, pero el mismo modelo de votación.


No hay comentarios:

Publicar un comentario