martes, 20 de marzo de 2018

Las cosas se han puesto difíciles para Paco Góngora

Juicio oral


Francisco Góngora, alcalde de El Ejido, se sentará en el banquillo


Juicios tengas y los ganes. 
Y si no lo ganas, a pagar por ello. 

Paco manifiesta sentirse tranquilo, y uno se alegra de esa confianza, pero los nervios tienen que estar ahí, asomándose a la piel, porque la justicia, como cualquier otro sector de la sociedad, nos ofrece sorpresas muchas de ellas dignas de enmarcar. 

Si Francisco Góngora tiene algo que pagar ante la sociedad que lo haga, y a la espera del fallo judicial nos quedamos. 
Al no conocer el tema con la profundidad necesaria cuesta trabajo entrar en él, pero cogiendo alguna rama de la que se ha dado noticia, llama la atención el que la fiscalía pida cuatro años de cárcel para el hoy alcalde y la abogacía del estado lo exculpe, no mencionando en su escrito delito o petición contra él. 

Tras y como lo recogen los medios, parece evidente que se pudo producir un beneficio económico en la compra y posterior venta de unos terrenos, y que ello pudo tener su origen en el cambio de uso de los mismos por parte del ayuntamiento, en el momento en el que el señor Góngora formaba parte del ayuntamiento y responsable era de urbanismo. 

Si esto es así, si la justicia lo puede demostrar, parece evidente que hubo un aprovechamiento y beneficio del cargo por parte del acusado. 
Pues nada, que se demuestre. 

En esa operación, denunciada hace siete años por el Pal, al no irse con Enciso y Añez el señor Góngora al partido creado y quedarse en el Pp, se le acusa también de causarle un perjuicio a esas arcas públicas que dicen somos todos: Hacienda. 

Todos menos los políticos, ellos tienen exentos algunos de sus muy importante emolumentos, lo mismo fue lo que pensó el señor Góngora en aquel momento. 
Lo de engañar a hacienda es un deporte nacional, y el que no lo hace es porque no puede.  

Señor juez, a demostrarlo, y que el peso de la justicia caiga sobre la cabeza del acusado.

No estaría de más que mientras tanto, sólo por curiosidad, que la abogacía del estado nos dijera por qué en su escrito de acusación no aparece el nombre de Francisco Góngora. 
Alguna explicación debe de haber, digo yo.


Tras el conocimiento de la apertura del juicio oral a Paco, uno entiende la soledad del Pp ejidense a la hora de presentar al candidato a la alcaldía para las elecciones del año que viene. 
Nadie quiso estar en la foto, ya debían saber lo de la apertura. 
Políticos

No hay comentarios:

Publicar un comentario