lunes, 5 de marzo de 2018

Hay que buscar nuevos políticos a los que votar. Estos están cansados de empujar

¡Otro empujón!


Así parece que nos llega el Ave a Almería, a empujones


¿Cuántos empujones son los que nos faltan para ver aparecer la cabeza de ese nuevo caballo de hierro por las tierras de Almería? 

Siete años empujando son muchos años y muchos empujones a dar, y no sé si las fuerzas de nuestros políticos van a soportar tamaño esfuerzo. 
No veo muy fuertes a los representantes provinciales últimamente, que quieren que les diga, y siete años de empujones pueden dejar a cualquiera de ellos, pobres míos, para el arrastre. 

En el Boe aparecen las futuras expropiaciones entre Pulpí y Lorca (casi mil), no es mal empujón, hay que reconocerlo, pero ya el Psoe en tiempos del “aguaor” Zapatero y con un almeriense en fomento, hizo unos cuantos túneles que ahí siguen. 

¿Tapiados? 
Ya no me acuerdo como están, les soy sincero. 
Fue otro empujón al dichoso Ave, qué duda cabe, pero desde aquel hasta el actual del Boe han pasado más de seis años. 

Seis años para el empujón de ver publicadas en el boletín del estado unas expropiaciones. 
Largo plazo, diría uno. 
Es de esperar y de agradecer que el próximo empujón no tarde otros seis.


Una propuesta a la que estoy seguro no le van a hacer caso en los partidos, pero a la que los ciudadanos votantes podíamos dar alguna alternativa. 

Los políticos actuales que nos representan llevan muchos años trabajando por Almería, algunos casi toda la vida. 
Son personas que sobre sus espaldas han llevado el esfuerzo de cientos de miles de almerienses, hombres y mujeres a los que les hemos hecho trabajar con dureza en defensa de nuestras necesidades y derechos, políticos que han abandonado a sus familias por nosotros, que han trabajado noche y día, sean fiestas o no de guardar, que no han visto crecer a sus hijos, que no han jugado con ellos por dedicar todas las horas del día, sus horas y minutos al trabajo por nosotros, los almerienses, algunos incluso han perdido y siguen perdiendo dinero porque en sus trabajos privados habrían ganado mucho más que en la vida política. 

Y no se han quejado. 

Creo que es el momento de dejarles descansar, de agradecerles lo mucho que han hecho por nosotros, el denuedo demostrado, la fuerte lucha, los empujones dados para que Almería deje de ser esa esquina olvidada del sureste español. 

Dejémosles descansar, que disfruten de la vida que no han podido hasta ahora. 
Que empujen otros, eso, que empujen otros.
Y que nosotros votemos a esos otros

No hay comentarios:

Publicar un comentario