viernes, 2 de marzo de 2018

¡Al poder la inteligencia!

Inteligente


¿Por qué Almería no fue elegida como ciudad inteligente?


Dijo doña Adriana Valverde, edil del Psoe, allá por el mes de septiembre de hace un par de años, que el señor Pacheco, alcalde, no se creía el proyecto y que así es de lógica que no se eligiera a Almería como ciudad inteligente. 

¡Qué putada, Almería se queda como ciudad tonta, inculta, ignorante, torpe, analfabeta y obtusa, les decíamos nosotros en aquel año! 
(El último pleno demostró que la tecnología sigue sin ser el fuerte del ayuntamiento del joven Ramón). 

No podríamos hacerlo al contrario, dejamos a la ciudad como inteligente y al alcalde como todo lo demás, si como aseguraba la señora Valverde es culpa del nieto de Monterreal la no elección de la ciudad. 

No es que a los ciudadanos de a pie nos preocupe en exceso lo de tener una ciudad más o menos inteligente, pero que no la tengamos por culpa de los políticos sí que nos puso y nos pone. 

Nos intranquilizaría mucho más, es cierto, que los ignorantes, los torpes y los obtusos fuesen los ciudadanos. Y por encima de los ciudadanos están ellos, los políticos que nos gobiernan, y que se llevan las medallas de la estulticia. 

Claro que si los que mandan en nuestra vidas y bolsillos son zotes notorios deberíamos hacernos mirar nuestros comportamientos a la hora de votarles. 
No vaya a resultar que los políticos que tenemos son el resultado de la suma de la sociedad almeriense. 
Y no es para seguir ese camino.


Y entonces nos acordamos de aquellos tiempos y de que no hemos tenido contestación a algunas preguntas dejadas sobre la mesa. 
¿Por qué no se eligió a Almería para ese proyecto? 
Lo fácil para la oposición fue decir que el alcalde no creía en el proyecto, mientras el señor Castellón, siempre en la defensa de su jefe, como es su obligación política, manifestaba que se pondrá todo lo necesario, presupuesto incluido, para que Almería sea una ciudad inteligente. 
(No se vio demasiado en el último pleno). 

¿Nos han explicado lo que quiere decir “ciudad inteligente” para ellos? 
Por ahí tendrían que haber empezado. 

Si se trata de que las piedras de la Alcazaba van a poder hablar y defenderse de Valdivia y cía, me apunto al plan.

Si el cable inglés se va a poner en huelga de hambre hasta que se lo tomen en serio, me apunto al plan. 

¿Se imaginan a la catedral exigiendo que le cambien al obispo? 

Si los ciudadanos no somos capaces de exigir lo mejor para nuestra ciudad, nos parece interesante que le demos armas para que ella se pueda defender. 

Eso sí que sería hacer una ciudad inteligente. 
No me pregunte como se puede hacer. 
Pero con tanto super-listo como tenemos ante las pantallas de los ordenadores haciendo corte y pega seguro que encuentran una solución para tener una ciudad inteligente, pero de verdad. 
¡Al poder la inteligencia!

No hay comentarios:

Publicar un comentario