martes, 27 de febrero de 2018

La resolución de cariño y amor a Susana

¡Con Susana!


El comité provincial del Psoe aprobó moción a favor de Susana


Es de manual que cuando a un jefe político hay que apoyarlo con resoluciones, cuando a una jefa política hay que mandarle mensajes de amor y solidaridad, como ha ocurrido con la presidenta de la Junta desde el partido en Almería, algo o alguien están enturbiando la vida de esa dirigente política. 

¿Ese alguien puede ser un señor que se llama Pedro Sánchez? 

Cuando un político está fuerte y así se siente es él el que manda los mensajes alentando a los demás, el que levanta el ánimo de los militantes, el que ejerce de fuerza centrífuga en el funcionamiento del colectivo.

 Cuando las cosas no son así, cuando es el jefe el que recibe las resoluciones de amor y de cariño de la militancia almeriense, hay que llegar a la conclusión de que el jefe, en esta ocasión la jefa, debe estar pasando por un momento difícil, no debe estar fuerte ni así sentirse. 

Y no es fácil ser resilente ante las adversidades cuando se ha estado cerca de tener todo el poder en las manos, cuando casi se ha tocado el azul cielo con ellas. 
(Lo de azul no sé si queda muy bien en esta ocasión). 

La secretaria general del Psoe andaluz y presidenta de la comunidad debe estar pasando un mal momento e intenta asumirlo con entereza, y en estos momentos cuenta con el demostrado soporte de sus esforzados compañeros de Almería, con el secretario general José Luis Sánchez Teruel a la cabeza, aprobando en su último comité provincial una resolución de refuerzo y adhesión “al trabajo que viene realizando desde su gobierno en Andalucía”. 

¿Necesitaba la presidenta esa moción a favor? 

Un mensaje claro salía desde el comité provincial del partido el pasado sábado, diecisiete de febrero: ¡Susana, Almería está contigo! 

Ya digo, cuando políticamente se tiene que dar fe y salir en auxilio y amparo del jefe y de su trabajo político, algo le debe estar ocurriendo, y no precisamente bueno a ese jefe que decimos apoyar, secundar y defender. 

Esas resoluciones seguro que se hacen con las mejores intenciones, pero solo consiguen demostrar la debilidad de la persona a la que van dirigidas, por mucho que se quiera enmascarar.
En esa misma reunión los socialistas almerienses exigen a Mariano Rajoy y a su gobierno en Madrid una serie de medidas sobre los agravios que padece nuestra provincia, pero la noticia del comité estaba en el cariño a Susana.



No hay comentarios:

Publicar un comentario