viernes, 23 de febrero de 2018

¡Ay, las listas, las listas, ¿estaré en ella?

La lista de Ramón


¿Quién va a hacer la lista del Pp al ayuntamiento de la capital?



Los nervios en el actual equipo de gobierno del ayuntamiento de la capital están a flor de piel. 
Falta más de un año, pero ya saben que se viene hablando de la lista y de los nombres que van a estar en ella. 

Dicen que alguien ha decidido no estar en la misma, apuntan a Lola de Haro, que ha manifestado su interés por volver a su trabajo de funcionaria en el ayuntamiento. 
No sé si creerme el rumor. 
Puede que esté cansada de la pelea que supone una concejalía como la de personal, pero con todo, cambiar el sueldo de concejal por el de funcionario, cambiar el estatus de autoridad por el de funcionaria, la libertad de salir y entrar del trabajo. 
No sé, no me lo creo. 

Vamos a esperar acontecimientos o que ella nos lo ratifique uno d estos días. 
De los demás nada se ha dicho, por lo que se entiende que todos quieren repetir. 
Si lo de Lola es cierto, será la única del equipo de gobierno que no está pasando por el lógico ataque de nervios que tienen los demás. 

Bueno, tampoco está atacado Javier Aureliano, él sabe que irá y bien colocado para su vuelta a la diputación. 
Los nervios de Javier deben ir por otro lado, quizás en saber qué va a hacer el presidente Amat con su futuro político en Diputación y en conocer el cariño que le tienen sus compañeros del Partido Popular en la provincia. 

Vamos con don Ramón Fernández Pacheco, alcalde de Almería por la gracia de Luis Rogelio, quiere cambios en la lista electoral a presentar en mayo del año que viene. 
Y ahí han empezado los nervios del actual equipo de gobierno pepero y las conversaciones o susurros en los pasillos de sus componentes. 

¿Estaré o no estaré en la lista de Ramón? 
¿Debo hablar con Javier y Gabriel? 
¿Van a influir ellos en la lista que quiere Ramón? 

Miradas suspicaces entre ellos y ellas por llegar a saber si alguno-na ya tiene las santas bendiciones del nieto de Monterreal. 

Y los días pasan y mientras se mantenga el silencio de los jefes los nervios seguirán mandando en la tropa pepera. 

Ramón quiere cambios, y la pregunta es: 
¿Se los va a permitir el partido, que es lo mismo que decir, se los va a permitir Gabriel Amat? 
Y en eso andan los actuales concejales del Pp en la capital. 
Pero los movimientos no sólo se prevén aquí, movida gorda se puede dar en Roquetas.                                                          

No hay comentarios:

Publicar un comentario