viernes, 5 de enero de 2018

La alegre vida de los políticos

Viajes gratis


El caso facturas y la buena vida de nuestros políticos


Nada nuevo bajo el sol de la Almería atónita y política. 
La alegre vida de nuestros representantes públicos y sus familiares ha sido una norma a lo largo de los últimos años. 
¿Lo sigue siendo? 
Nunca lo ponga en duda. 

No nos estamos enterando, como no lo hacíamos en su momento con el hoy conocido caso facturas, pero algunos rumores se conocen que pueden hacernos creer que nuestros políticos siguen en sus trece de vivir a costa del bolsillo de los ciudadanos por partida doble: 
Su sueldo y sus prebendas. 

Juan Antonio Bisbal ha reconocido ante el juez que ha viajado gratis, que lo ha hecho parte de su familia, que ha dispuesto de un teléfono que no sabía quién lo pagaba, y que como no le pasaban las facturas, él no preguntaba. 

Ha pagado el dinero tras descubrirse el bochornoso chiringuito económico que tenían montado en el patronato de turismo, menos mal, y dispuesto está a abonar las facturas del teléfono. 

¿Se recuperaran los más de setecientos mil euros repartidos entre los demás? 

El socialismo almeriense está pasando por un mal momento, era lo único que le faltaba. 
Hay que hacer más manifestaciones de alcaldes por lo que sea para intentar tapar el escándalo de las facturas en Almería durante el tiempo en el que el Psoe mandaba en diputación. 
Hablamos del vicepresidente Luis Pérez y, Juan Carlos Usero, presidente, ¿qué? 

¿No se enteraba el hombre de nada de lo que estaba ocurriendo en el patronato de turismo? 
Me extraña bastante que Luis o el gerente no informaran a Juan Carlos de lo que estaba ocurriendo con las facturas, las cuentas y los viajes. 

¿Tiene algo que contar el entonces gerente? 
No se debe obviar que Usero y Bisbal, en aquellos años, eran inseparables. 
¿No sabía nada Usero de lo que ocurría? 
Me sigue extrañando bastante. 
 

 ¿El caso facturas es el único que se ha producido a lo largo de estos años en las administraciones? 
Se sabe de esposas de concejales que tuvieron teléfono gratis de empresas que trabajaban para el ayuntamiento, de viajes de las mismas a Madrid pagadas por esas mismas empresas. 

No es el caso de facturas el único que se ha producido en Almería. 
Es el único que se ha descubierto y que se puede probar ante la justicia. 
Pero historias… hasta de dentistas pagados con facturas de aquella manera. 
Un dislate. 
Sí, pero un dislate que se ha pagado con el dinero de los ciudadanos y de una forma bastante hartera. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario