martes, 9 de enero de 2018

El drama del paro nos ofrece de vez en cuando una sonrisa

¡Empleo!


Las distintas visiones que hemos leído sobre el paro en Almería.


Los medios han sido unánimes, Almería no bajaba de los sesenta mil parados desde hace años, concretamente desde el dos mil ocho no se daba una cifra igual, por lo que hay que sentir una cierta satisfacción. 
Así lo ha reconocido la prensa, la cercana, la lejana y hasta la que se pone de perfil.

A los partidos de la oposición les ha costado más trabajo el perfileo, pero ha debido ser por aquello de que en Andalucía manda doña Susana y en Madrid don Mariano, que hasta Doña Marta de Ciudadanos se ha querido apuntar los para ellos buenos datos del paro en el último mes del año pasado y los de todo él: Cuando hay una política estable, como ocurre en Andalucía, se producen las buenas noticias, dijo doña Marta. 

El Pp se apunta los del gobierno de Madrid y el Psoe los de Sevilla. 
Los dos sindicatos de clase han ido por diferentes caminos, la Ugt ha bailao por sevillanas, debe ser por la cercanía a los que mandan por las riberas del Guadalquivir, mientras que CCOO se ha lanzado por los cerros de Filabres, manifestando su secretario provincial, Antonio Valdivieso, que la situación del paro en Almería es alarmante. 

Nos ha dejado a los demás con las vergüenzas al aire. 
Don Antonio echará de menos, como nos ocurre a la mayoría de los almerienses, aquellos años en los que el paro en nuestra provincia estaba entre un ocho y un nueve por ciento. 

Aquellos fueron sueños que no parece vayan a despertar de nuevo, y no deja de ser una pena que sea así. Pero cuando esta provincia se ha acercado a los cien mil parados, cuando más del veinticinco por ciento de las familias tenía a uno o dos, algunas todos los miembros en paro, la noticia de que se ha bajado a menos de sesenta mil desempleados no debería parecernos tan alarmante, piensa uno.


Los momentos más duros, los verdaderamente alarmantes para toda la sociedad están un poco más lejos. Con todo, y en eso hay que estar de acuerdo con Valdivieso, todavía quedan más de cincuenta mil paisanos en las colas del Inem, y ahí tenemos el verdadero drama, el drama alarmante de un hombre o una mujer que no consigue un sueldo para mantener a su familia, pagar el alquiler de la casa o la factura de la luz. 

Esos dramas personales estarán siempre presentes, por mucho que nos alegremos y lo hacemos, cuando vemos que cada día diez almerienses encuentran un puesto de trabajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario