sábado, 6 de enero de 2018

Dialogo y consenso político, ¡qué bonito!

¡Dialogar!


El alcalde de Albox pidió diálogo y consenso para los presupuestos


¡Qué bonito y democrático lo que pedía el alcalde: 
Consenso y diálogo! 

No hay nada más hermoso en democracia que el diálogo y el consenso entre los políticos. 
Si algo se desprende de ello es la felicidad de los ciudadanos. 
Con el diálogo y el consenso se logra que los pueblos cabalguen y que las familias vivan cada día un poco mejor. 
Y todo ello gracias a unos políticos que dialogan, que llegan a consensos, que se ponen de acuerdo. 

¡Viva el diálogo, viva el consenso de los políticos! 

Don Francisco Torrecillas quería en el pasado pleno diálogo y consenso de cara a las cuentas municipales para este año. 
Es de suponer que lo que de verdad quería don Francisco con ese diálogo y ese consenso que solicitaba es que los ediles del Psoe, los que le hicieron alcalde y a los que él arrojó a la soledad de la oposición meses después, le votaran a favor de los mismos. 

Cuco el caballero. 

No tuvo esa suerte el señor alcalde. 
Debate sí, consenso no. 
No le hicieron caso, en esta ocasión no los convenció. 

¿Cuándo el señor Torrecillas, usando su legal poder como alcalde, se tomó la libertad de cesar a concejales socialistas usó el diálogo y el consenso para ello? 
No parece que lo hiciera. 

Si entonces hubiera usado el tan apreciado diálogo, parece lógico que pida lo mismo en el pleno, pero, si no lo hizo, como le acusó el grupo socialista en aquellos duros momentos (entonces en el poder junto a él), era normal que en esta ocasión se encontrara con la horma de su zapato. 

¿Merecida? 

Nunca lo es, porque lo importante para un ayuntamiento y sus vecinos es que tenga un presupuesto en marcha, pero no le pidan ustedes a los políticos peras si ellos son manzanos y de madera dura.


Hay que destacar que para el señor alcalde las propuestas de las cuentas del Psoe y del Pp eran programas electorales. 
¿Y el suyo? 
El suyo no, por dios, el suyo era lo que necesita Albox de cara a su futuro y al de sus vecinos. 
¡Políticos!

Hubo diálogo, pero el consenso brilló por su ausencia, cosa que de alguna manera se esperaba el pueblo y hasta el señor alcalde. 
Don Francisco Torrecillas, alcalde de Albox por la gracia del Psoe y de Adela Segura reclamaba a los ediles socialistas diálogo y consenso, justo lo que no hizo con ellos en su momento. 
Y le pagaron, como era de suponer, con la misma moneda. 

Si faltaba un dato, dice el Psoe, la cabalgata de reyes de ayer fue otra cacicada más del alcalde.ítico

No hay comentarios:

Publicar un comentario