jueves, 25 de enero de 2018

Cinco administraciones estamos pagando con nuestros impuestos

Competencias



Consejero: Es preciso que cada uno asuma sus competencias



No puedo estar más de acuerdo con el consejero de agricultura de la Junta. 
“Es preciso que cada administración tenga sus competencias”. 
Sí señor, totalmente de acuerdo con usted. 

Sería necesario, y de obligado cumplimiento, que cada uno asumiera sus competencias y respondiera de ellas ante la ley. 
(Lenta ella, pero al final segura). 

Si las obras para que las aguas lleguen a los regantes dependen del gobierno central, justo es que a Mariano echemos la culpa.

Si las residencias asistidas son una obligación de la Junta, no sé qué hace la diputación pagando por una responsabilidad que no es la suya.

Si las bibliotecas no entran en las competencias de los ayuntamientos, qué hace el de la capital usurpando las de la Junta con el dinero de los capitalinos.

Si entre las reglas de los consistorios locales y provinciales no entra la construcción y mantenimiento de los museos, qué hacen metiéndose en las aguas de la Junta. 
Eso, ¿qué hace? 

La presidenta del Instituto de la Mujer en Almería se lamentaba de las duplicidades que se daban por parte de la diputación en esta cuestión. 
Mantenía que las mismas vienen a ser un doble gasto con pocos beneficios para las mujeres. 
En suma, que las administraciones sólo buscaban el beneficio de las mismas y sus medallas políticas y no sólo en el caso de las mujeres.

Tenía razón doña Francisca en su denuncia, pero no se ponen de acuerdo los distintos partidos, tampoco las distintas administraciones, ni siquiera las que son del mismo partido para buscar una solución. 
Les interesa esa duplicidad, juegan con ella y defienden sus posiciones echando la responsabilidad sobre el rival cuando llega el caso. 

Son listos estos políticos. 
Sólo llega la denuncia cuando se pueden quitar algún muerto político de encima, como es el caso del agua y sus obras en Almería. Las competencias no son mías, son del contrario.

Tenemos cinco administraciones sobre nuestras espaldas, cinco que viven de nuestros impuestos (sin contar miles de empresas públicas pululando entre ellas). 

¿Duplicidades entre las mismas? 
Todas las que quieran y más. 
¿Desaparecerá alguna? 
No lo esperen jamás. 
No están por la labor de dejar ni a un político sin el buen sueldo. 
Quitar un político es perder democracia, me dijo una vez un líder político de Almería. 
No se enfaden con ellos, son así, pobres míos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario